Los talibanes se suicidan para no entregarse