Los turistas se alejan de Tierra Santa

Varios hoteles ya han cerrado sus puertas.
(0)
25 de octubre de 2000  

JERUSALEN (EFE).- La grave crisis que se vive en los territorios palestinos y que se extendió durante algunos días a la comunidad árabe de Israel ha provocado una drástica caída del turismo en Galilea, donde se encuentran numerosos santuarios cristianos.

Seis grandes hoteles en Nazaret, la principal ciudad árabe-israelí, se han visto obligados a cerrar sus puertas; algunos de ellos, como el lujoso Renaissance, de la cadena Marriot, apenas unas semanas después de inaugurarse.

La ocupación hotelera de la ciudad rondaba hasta hace un mes, antes del comienzo de los disturbios, el 80 por ciento, tras el gran aumento del turismo religioso cristiano provocado por la visita del papa Juan Pablo II en marzo último.

"Ahora mismo, la ocupación hotelera está cercana al cero", dijo Avi Cohen, representante local de la Asociación Hotelera de Israel y dueño de uno de los hoteles que cerraron en Nazaret.

En esa ciudad tuvieron lugar algunos de los más graves enfrentamientos entre manifestantes árabes-israelíes y la policía israelí, incidentes que se cobraron la vida de doce ciudadanos de esta comunidad en varios puntos de Galilea y el norte de Israel.

Cohen añadió que las advertencias a los turistas emitidas en varios países occidentales fueron especialmente devastadoras, ya que se los espanta "no sólo psicológicamente, sino porque los seguros de viajes no cubren a los viajeros que visitan regiones conflictivas".

Este profesional reconoció que incluso si los disturbios terminasen mañana, haría falta más de un año para que se recupere el turismo local.

Meir Shok, representante hotelero de otra gran ciudad de la región, Tiberias, a orillas del lago Tiberiades, aseguró que la ocupación hotelera allí está entre el cinco y el siete por ciento, lo que significa que "alrededor de 2500 personas se quedarán sin trabajo y deberán buscar alguno alternativo".

Shok destacó que no sólo ha dejado de venir el turismo exterior, especialmente peregrinos cristianos que son los visitantes habituales de los numerosos santuarios en la zona, sino también el israelí, que "está atemorizado por los reportajes y noticias de la violencia árabe en Galilea".

Invitación

  • JERUSALEN (ANSA).- El presidente estadounidense, Bill Clinton, invitó al premier israelí, Ehud Barak, y al líder palestino, Yasser Arafat, a participar de reuniones separadas en Washington para solucionar la escalada de violencia.
  • Según un alto responsable palestino, Clinton se reuniría en fecha por confirmar y por separado con ambos líderes, en virtud de un pedido de Arafat, que no está dispuesto a encontrarse con Barak.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.