Luego del plan de ajuste y en medio de la crisis, Fitch rebajó la calificación de la deuda española