Cuando faltan siete días para los comicios. Lula avanza a paso firme a la reelección, pese a los escándalos