En medio del escándalo Lula confirma que buscará ser de nuevo presidente de Brasil