Las elecciones del domingo próximo. Lula dijo que no tiene nada que ver con la "locura" de la corrupción