Lula reiteró que si es elegido se respetarán los compromisos

Tono conciliador del candidato del PT
Tono conciliador del candidato del PT
(0)
23 de junio de 2002  

SAN PABLO.- El candidato de la izquierda en las presidenciales de octubre en Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, adoptó ayer un tono conciliador en su discurso de apertura de la Conferencia Nacional del Partido de los Trabajadores (PT), en la que se discutirá el programa de gobierno de la agrupación.

Claro favorito en los sondeos, Lula reafirmó en un discurso a los militantes de San Pablo, que también fue retransmitido en directo por la cadena de televisión Globo News, la necesidad de "mantener" los actuales niveles de excedentes fiscal y primario.

Propuso asimismo "un diálogo" con la sociedad y el gobierno para evitar el agravamiento de la crisis que agita a los mercados financieros.

Una vez más, Lula dijo que las premisas de base de la transición política y económica del PT, en el caso de que él sea elegido, serán el "respeto de los contratos y obligaciones del país".

"Al margen de las maniobras puramente especulativas existe una fuerte preocupación del mercado por los malos resultados de la economía y su fragilidad actual. Esto genera temores sobre la capacidad del país para administrar su deuda interna y externa", estimó Lula, subrayando que "es el enorme endeudamiento público (55% del PBI contra 33% en 1994, según los economistas de la Fundación Getulio Vargas) acumulado en el curso del gobierno de Cardoso lo que preocupa a los inversores".

Lula -cuyo candidato a la vicepresidencia, el industrial de derecha y senador José Alencar, será oficialmente confirmado hoy- se dijo partidario del relanzamiento de las exportaciones como vía principal para disminuir la vulnerabilidad externa de Brasil, lo que permitiría reducir de manera sostenida los intereses y estimular el crecimiento económico.

Responsabilidad

El discurso del candidato del PT fue anticipado una semana a causa del agravamiento de la tormenta financiera que sacudió a los mercados brasileños durante estos últimos días, señaló uno de los principales economistas del partido, Aloizio Mercadante. Según él, debió ser pronunciado el fin de semana próximo, durante la reunión del PT, que deberá ratificar el programa de gobierno.

Hace algunos días Lula había hecho un llamado al gobierno para "actuar con más responsabilidad" para contrarrestar la especulación que domina los mercados desde hace algunas semanas y que la justifican agitando el fantasma de su victoria.

El gobierno "ha echado más leña al fuego" afirmando que Brasil podría convertirse en la Argentina. "No es el momento de vender terrorismo económico cuando la economía es frágil", había dicho Lula, estimando que "el actual equipo económico estará hasta el 31 de diciembre y que la situación ya se vuelve contra ellos.

Por otra parte, en un documento titulado "Carta al pueblo brasileño", Lula oficializó, entre otros compromisos, que cumplirá con los contratos nacionales e internacionales firmados por su país si llega al gobierno. Lula plasmó en el documento que la estabilidad y el crecimiento económicos de Brasil dependen del respeto a esos contratos.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.