Lula y Sarkozy, en un acuerdo militar histórico