"Lunes negro" en Perú por el triunfo de Ollanta Humala

La Bolsa de Valores de Lima retrocedió ayer un 12,51%; es la mayor caída de toda su historia
(0)
7 de junio de 2011  

LIMA.– Cuando no habían pasado ni siquiera 12 horas desde el triunfo electoral del candidato nacionalista Ollanta Humala, la Bolsa de Lima, presa del pánico y la incertidumbre sobre el futuro, se vino ayer a pique y tuvo la mayor caída de su historia: 12,51 por ciento.

Sin pensarlo dos veces, los inversores salieron a primera hora del día a liquidar sus activos, en una ola incontrolable de ventas que obligó al regulador a suspender las operaciones bursátiles y al Banco Central a intervenir para sostener la moneda local.

El desplome afectó sobre todo a las grandes empresas mineras, como Sociedad Minera Volcán y Buenaventura, que figuran entre las cinco mayores compañías del país y que son uno de los motores de la economía peruana, que crece a tasas chinas. Aunque ayer por la madrugada Humala, líder nacionalista que despierta inquietud por su pasado radical, había ratificado que mantendrá el rumbo económico actual de Perú, la reacción de los mercados reflejó el temor a que el próximo gobierno aumente la intervención estatal y dispare el gasto público para atender sus programas sociales.

En medio de la caída libre de los mercados, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) anunció que, escrutado el 90,5% de los sufragios, Humala obtenía el 51,3% de los votos y ampliaba la ventaja sobre su rival, Keiko Fujimori, que obtenía el 48,6%.

Por la tarde, la candidata derrotada reconoció la victoria su rival, le deseó suerte y afirmó que es el momento de "comenzar el diálogo" que ayude a que el país "no se detenga".

"Seremos la oposición que representa ese 48% de los peruanos que apoyan el modelo que nosotros defendemos", dijo la hija del ex presidente Alberto Fujimori (en prisión por delitos de lesa humanidad), que por la noche se dirigió al lujoso hotel Los Delfines, en el elegante barrio de San Isidro, para saludar personalmente a Humala. Una vez allí, ambos candidatos sellaron su saludo ante las cámaras de televisión con un beso y un apretón de manos.

Pese al derrumbe bursátil y a los desesperados pedidos de diversos sectores para que Humala diese señales de confianza a los mercados, el presidente electo de Perú no dio ayer ninguna indicación sobre cuál será su equipo económico.

Según trascendió, el ex militar, de 48 años, siguió las noticias en una suite del hotel, donde, además de recibir los saludos de los presidente de la región (ver aparte), se reunió con varios miembros de su equipo, entre ellos Félix Jiménez, Kurt Burneo, y sus vicepresidentes, Marisol Espinoza y Omar Chehade, para evaluar los pasos por seguir.

"Hoy renuevo mi compromiso con el pueblo peruano de impulsar el crecimiento económico con inclusión social. No se puede hablar de que Perú avanza si hay tantos peruanos en la pobreza", había dicho un eufórico y afónico Humala, ayer por la madrugada, tras conocer los resultados oficiales que lo daban vencedor, ante miles de seguidores que lo habían esperado durante horas en la plaza Dos de Mayo.

"Sabemos que gobernar no es un tema de una sola persona. Vamos a convocar a los mejores técnicos independientes e intelectuales para poder hacer un gobierno de concertación, de ancha base, donde nadie se sienta excluido y donde todos estén representados", expresó entonces, en un discurso de claro tono conciliador. "[Ollanta] no le va a quitar las gallinas ni los perros a nadie", había dicho en broma su vocero, Daniel Abugattás, horas antes.

Pero ayer, ante el derrumbe bursátil y el silencio de Humala, su equipo tuvo que redoblar los esfuerzos para intentar dar mensajes de tranquilidad. "Estamos reuniéndonos para ver los lineamientos de una política económico-social, con la reiteración de la autonomía del Banco Central, metas implícitas de inflación, como se está haciendo hasta ahora, y una política fiscal contracíclica", dijo Burneo, uno de los candidatos a ocupar el Ministerio de Economía (ver aparte).

Chehade también se sumó a los intentos por dar señales de continuidad y dijo que el equipo de gobierno será independiente y de sesgo técnico.

"El presidente del Consejo de Ministros debe ser una persona de la mayor confianza del presidente. Probablemente, el ministro de Economía sea más un cargo técnico, una persona más independiente que genere confianza", afirmó. Según los analistas, no obstante, la volatilidad continuará en el corto plazo hasta que el nuevo gobierno consiga despejar las dudas sobre su programa económico y su equipo de gabinete.

"Humala no ha establecido pautas claras para reconstruir la confianza de los inversores. Los diversos y heterogéneos planes de gobierno que presentó generan desconfianza. Para revertir eso, tiene que plantear lineamientos económicos más claros y definir con urgencia a los titulares de los puestos económicos claves", explicó a LA NACION el economista Juan José Marthans.

"La sobrerreacción de los mercados es una forma de pedirle al nuevo gobierno que tome decisiones claras de una vez", opinó, por su parte, Eduardo Morón, ex viceministro de Economía, a LA NACION.

Ayer, por otro lado, mientras medio país trataba de digerir la victoria de Humala, Chehade alimentó los temores a que la polarización que vive Perú se agudice aún más, al declarar que el ex presidente Fujimori, que cumple una condena de 25 años en una unidad policial en Lima, debe ir a una cárcel común. "Fujimori no está en una cárcel; está en un centro de recreación de la policía y no es apropiado para una persona que ha cometido delitos graves de corrupción y violación de los derechos humanos", dijo Chehade. Sus declaraciones fueron repudiadas por la bancada fujimorista, que los calificó de "inoportunos" y "vengativos".

LAS FELICITACIONES DE LA REGION

SAN SALVADOR (AFP).– Al igual que la mayoría de los presidentes de la región, los delegados de la Asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA), reunidos en El Salvador, felicitaron ayer a Ollanta Humala, por su victoria electoral. La delegación norteamericana, encabezada por Arturo Valenzuela, diplomático responsable para América latina, fue la más cauta. "Esperamos trabajar de forma productiva con el próximo presidente de Perú", dijo Valenzuela. Más efusivo fue Hugo Chávez. Desde Brasilia, dijo que el triunfo de Humala es "parte de este mundo que está en pleno amanecer de otra era".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.