Maduro estrena la sede de Miss Venezuela como hospital de urgencia ante el avance del Covid-19

El presidente venezolano confirmó la inauguración para hoy del emblemático Poliedro de Caracas convertido en un hospital de 900 camas para pacientes de coronavirus
El presidente venezolano confirmó la inauguración para hoy del emblemático Poliedro de Caracas convertido en un hospital de 900 camas para pacientes de coronavirus Fuente: AFP
Daniel Lozano
(0)
31 de julio de 2020  • 11:11

CARACAS.- Nicolás Maduro ha confirmado la inauguración para hoy del emblemático Poliedro de Caracas convertido en un hospital de 900 camas para enfermos de coronavirus , dos semanas después del primer anuncio. El mítico espacio para conciertos junto al Hipódromo de la Rinconada, el más importante del país y que durante años fue sede del popular concurso de Miss Venezuela , ya acogió a finales de siglo pasado a los damnificados por la tragedia de Vargas.

"Activamos el Poliedro de Caracas, ahí ya casi hemos llegado a 900 camas. Y así estamos activando hoteles para cumplir la meta de que todos los casos confirmados por PCR, así estén asintomáticos, tengan un tratamiento. Es un éxito del modelo venezolano en el tratamiento del coronavirus", adelantó el "presidente pueblo" en medio de críticas de expertos y del equipo de salud del Parlamento democrático.

El poliedro de Caracas
El poliedro de Caracas Crédito: Google Street

"En Venezuela hospitalizamos a todos los pacientes con covid-19, aún cuando no presenten síntomas. Es un esfuerzo que mantendremos, ¡la salud es lo primero!", certificó el mandatario.

En el Poliedro hace tiempo que se ahogaron las melodías. El himno "En una noche tan linda como esta", tantas veces cantado durante el Miss Venezuela que reunía en torno a la televisión a la gran familia venezolana, fue cambiado por las arengas revolucionarias. Una sala de espectáculos para más de 12.000 personas, por la que pasaron Queen, The Police, Paco de Lucía o Iron Maiden y en la que ahora sólo resuena la propaganda revolucionaria.

Las primeras imágenes filtradas desde el interior del Poliedro advierten que los espacios son muy reducidos. "¡Maduro miente!", dispara el diputado y médico José Manuel Olivares. "¿Qué pasó con las 23.000 camas que tenían para los pacientes covid? Hay 7000 casos activos y ya no tenemos camas. Mentir en la pandemia es poner en riesgo la vida de los venezolanos", añadió Olivares, quien funge como comisionado presidencial para emergencia de la salud.

Desde la oposición critican a Maduro la "decisión desacertada, inoportuna y fuera de los estándares médicos de hospitalizar a todos los pacientes". Una especie de judicialización de la pandemia, en la que participan las fuerzas de seguridad, para confinar a todos los positivos en distintos lugares con escasa asistencia y con peligro de contagio, según las denuncias de Olivares.

La ola imparable de nuevos casos que sufre Venezuela, con un nuevo récord de 701 nuevos casos y cuatro muertes (según cifras oficiales, que según la Academia de Ciencias corresponden a hace dos o tres semanas), ha llevado a Maduro a hacer un nuevo anuncio: adecuarán los gimnasios verticales para recibir a más pacientes. Según el excandidato presidencial Henrique Capriles, cada día se registran 4.000 nuevos casos.

Esta polémica obra de los gimnasios verticales fue llevada a cabo por el empresario colombiano Alex Saab, encarcelado hoy en Cabo Verde a la espera de su extradición a Estados Unidos, considerado como el gran testaferro de Maduro y como el principal blanqueador de las finanzas bolivarianas.

El colapso inminente de una infraestructura hospitalaria en ruinas tras 21 años de gestión revolucionaria mantiene en alerta a organizaciones y expertos, asustados ante la ola de contagios que se cierne sobre el país. "Esto puede ser una catástrofe a gran escala en las próximas semanas. Ojalá se estén preparando para la emergencia funeraria", vaticinó Susana Raffalli, prestigiosa activista humanitaria vinculada a Cáritas.

Venezuela cuenta sólo con 300 ventiladores, según el diputado Olivares, sumando la sanidad pública y la privada. "Durante la pandemia no han llegado nuevos respiradores, pero sí han comprado máquinas electorales para las fraudulentas parlamentarias de diciembre", avisó el comisionado de Juan Guaidó. "Un escenario caótico", sentenció.

El sistema de salud pública sobrevive a duras penas en Venezuela, golpeado por el derrumbe revolucionario. Según la última encuesta de salud, promovida por el Parlamento, los tapabocas y los guantes fallan en la mitad de los centros médicos. El jabón y el gel desinfectante no se encuentra o falla en el 75% de los casos. El gobierno oculta las estadísticas reales de lo que está sucediendo en los hospitales del país.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.