Maduro pone en la calle tres nuevos billetes ante una voraz hiperinflación

El Banco Central hará circular hoy papeles de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares
Daniel Lozano
(0)
13 de junio de 2019  

CARACAS.- El Banco Central de Venezuela (BCV) anunció ayer el lanzamiento de tres nuevos billetes ante el empuje de la hiperinflación, cuando solo transcurrieron 10 meses desde la puesta en marcha del nuevo cono monetario. Se trata de las piezas de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares soberanos, lo que supone que el billete de mayor denominación pasa de 500 bolívares a 50.000 "para hacer más eficiente el sistema de pagos y facilitar las transacciones comerciales", justificó el BCV.

La realidad es que las nuevas piezas, que comienzan a incorporarse hoy de forma "paulatina", ya llegan tarde: la más alta equivale a menos de ocho dólares y eso que está por encima del salario mínimo mensual (40.000 soberanos). Con 50.000 bolívares sólo se podía comprar ayer en las calles de Caracas una caja de huevos y un kilo de queso blanco.

Para medir la devaluación sostenida de la moneda venezolana basta con retroceder un año: el nuevo billete de 50.000 equivaldría a 5000 millones de bolívares fuertes, la moneda en vigor entonces.

La hiperinflación devora todo a su paso, incluido el dinero venezolano en efectivo. Tanto es así que la dolarización de facto que sufre el país provocó que el billete verde americano corra por las calles a más velocidad que los soberanos.

"No es la primera vez que el BCV se salta una denominación (de 1000, 2000 y 5000). No es para nada eficiente ni funcional. Parecería que el BCV hiciera lo posible para generar cada vez más incentivos hacia la utilización del dólar como moneda en curso", explicó el asesor financiero Henkel García, director de la consultora Econométrica.

La incorporación de los nuevos billetes supone solo un alivio temporal porque su valor será de nuevo pulverizado por la inflación.

Los expertos temen que, al ritmo actual, para finales de año o principios del que viene sea necesario incorporar nuevos billetes o volver a cambiar de cono monetario.

"Esto le da un respiro al problema de efectivo durante unos cuantos meses. Lejos de resolverse, el régimen de Maduro aplica un ajuste altamente costoso para la economía para contenerla. No es más que control de daños", explica Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica.

Según los datos aportados por el Parlamento esta semana, la inflación de mayo ascendió a 31,3%, lo que supone una inflación acumulada de 905% y una interanual de 815.194%. La ralentización de la subida de los precios, tras la imposición del dólar, no eliminó la hiperinflación, que puede permanecer varios meses más.

La subida de los precios en bolívares se suma al incremento del costo de la vida en dólares: en solo 18 meses, la canasta básica pasó de costar 100 dólares a los 700 actuales.

El venezolano gasta el 93% de sus ingresos en consumo. La mitad de la población recibe remesas desde el exterior.

La realidad venezolana convierte la supervivencia diaria en una aventura equinoccial: los precios locales están incluso muy por encima comparados con los precios en el extranjero pese a sufrir el peor salario mínimo de la región, por debajo de Cuba (29 dólares mensuales) y Haití (75).

"Por cada cinco latas de atún que compras en Estados Unidos aquí podrías comprar 1,5", concluye Oliveros. Solo el 20% de los venezolanos puede acceder a los productos que se venden en dólares en los bodegones, especie de establecimientos donde se importa directamente y no a través del gobierno.

"Le quitaron ocho ceros al bolívar (tres Hugo Chávez y cinco, Maduro) y ya no es ni fuerte ni soberano. Se inventaron una guerra económica, y la perdieron. Ni menos ceros ni nuevos billetes: la solución es el cese de la usurpación", reiteró Juan Guaidó, presidente encargado del Parlamento democrático.

"El régimen es incapaz de controlar la moneda en curso legal: en la frontera se usa el peso colombiano; en la región central, el dólar o el euro, y en el sur, el oro. El dictador ha demostrado que no gobierna y exhibe su total desconexión con la realidad", sentenció el líder opositor.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.