Maduro redobla la represión con casi tres detenidos por día en 2015

Según un informe, 151 personas fueron arrestadas en menos de dos meses por protestar contra el gobierno; el alcalde Ledezma fue incriminado por un militar preso "torturado", según su abogado
(0)
23 de febrero de 2015  

CARACAS.- El gobierno de Nicolás Maduro hizo recrudecer la represión política en las primeras semanas del año con la detención de 151 personas en 53 días, es decir, casi tres arrestos por día, según un informe del Foro Penal Venezolano publicado ayer por el diario El Nacional.

Según el informe, de las 151 personas detenidas, dos fueron privadas de libertad, 87 recibieron medidas cautelares de presentación periódica, 34 fueron liberadas sin que tuvieran que presentarse ante un juez y 27 quedaron en libertad plena. Las detenciones se practicaron por participar en protestas contra el gobierno, encontrarse cerca de alguna manifestación, cubrir informativamente una protesta e incluso por prestar asistencia a manifestantes.

Elenis Rodríguez, directora de la ONG Fundando Derechos Civiles y Equidad (Fundeci), consideró que el arranque del año con más de 150 detenciones y más de 80 juicios abiertos es un mal augurio para el resto de 2015.

"Esas cifras son la mejor demostración de que el gobierno no ha cambiado su política de violación de derechos humanos y detenciones arbitrarias que aplicó en 2014. La represión seguirá creciendo en 2015 porque en la medida en que sigan los problemas, que son responsabilidad del gobierno, la gente seguirá protestando", afirmó Rodríguez.

"El presidente se convierte en policía, en acusador y en juez que dictamina quiénes van presos", dijo Ligia Bolívar, coordinadora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica. "Como defensores de los derechos humanos, nos preocupa que el presidente adelante criterios sobre personas detenidas. Esa costumbre provino de Hugo Chávez, y Maduro la adoptó (...) lo que demuestra la ausencia de independencia de poderes", agregó Bolívar.

Polémica detención

El informe del Foro Penal sale a la luz en plena ofensiva del chavismo contra la oposición, tras la detención, el jueves pasado, del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, imputado por los presuntos delitos de conspiración y asociación para delinquir.

Según Omar Estacio, abogado de Ledezma, el arresto se debió a una confesión de un militar preso, el teniente coronel José Arocha, que lo incriminó "bajo tortura" en un supuesto plan golpista contra Maduro. "Nosotros vamos a sostener que esa confesión fue obtenida a través de tortura en noviembre pasado", dijo el abogado de Ledezma.

Estacio dijo al diario La Verdad que apelará la acusación formulada por la Fiscalía General y su reclusión en la cárcel militar de Ramo Verde, en la ciudad vecina de Los Teques.

"Ledezma podría pasar 28 años preso. Antonio enfrenta la posibilidad de ser condenado a 28 años de cárcel por cometer delitos que no tienen sustento", aseveró.

Ante ese escenario de represión, Clara Mirabal, diputada del partido Un Nuevo Tiempo, expresó: "La persecución y el acorralamiento a quienes disentimos del régimen arreciaron; es una muestra del sistema que viola la libertad, los derechos humanos y busca acallar las voces críticas y la disidencia".

Para la oposición, el plan de Miraflores pasa por cercar a las voces disidentes del oficialismo y a la prensa crítica. "Todos podemos ir presos", advirtió la líder opositora María Corina Machado, en la mira del oficialismo desde que, en 2012, anunciara sus aspiraciones presidenciales.

En marzo de 2014, Machado fue expulsada de la Asamblea Nacional (Parlamento) después de que denunciara en el Consejo Permanente de la OEA la violación de los derechos humanos durante las protestas de ese año.

La apuesta del chavismo por la represión política podría redoblarse si el gobierno de Maduro toma en cuenta el informe que esta semana le entregará el movimiento de Izquierda Revolucionaria (adscripto al oficialismo), que celebró recientemente una convención nacional en la que pidió que se activara el "puño de hierro chavista" contra la oposición.

La grave crisis política y económica que vive Venezuela ha llevado a entre el 70% y el 80% de la población a evaluar negativamente la situación del país, según los sondeos divulgados ayer por las consultoras Hinterlaces y Datanálisis.

Oscar Schémel, presidente de Hinterlaces, dijo que "siete de cada diez venezolanos tienen una valoración regular a mala de la gestión presidencial, y a ocho de cada diez consultados les preocupa más la economía que la política". Por primera vez, los problemas económicos aparecen como la principal causa de sus preocupaciones, en especial el desabastecimiento de alimentos y otros productos de consumo masivo y su encarecimiento.

Según el sondeo de Datanálisis, adelantado por el líder opositor Henrique Capriles, un 85,6% de los consultados evalúa de manera negativa la situación del país.

Agencias AFP y EFE, y diario El Nacional

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.