Maduro se enreda en el diálogo como en una telenovela venezolana

La oposición denunció que el gobierno se había retirado de la mesa de negociación ayer, pero el presidente luego reculó y dijo que seguía firme; incertidumbre por el futuro de las conversaciones
Daniel Lozano
(0)
24 de noviembre de 2016  

El regalo de cumpleaños de Pdvsa a Maduro
El regalo de cumpleaños de Pdvsa a Maduro Fuente: EFE

CARACAS.- En Venezuela las palabras se las lleva el viento a velocidad de huracán caribeño. La última demostración la volvió a dar ayer Nicolás Maduro , que amagó primero con suspender la mesa del diálogo con la oposición para bendecirla más tarde, e incluso desmentir que la hubiera "abandonado", como denunció la oposición en la mañana.

"Lo más destacado es que la mesa del diálogo sigue avanzando, se irá consolidando y recibiremos enero, febrero, marzo con una mesa de diálogo fortalecida", declaró el "hijo de Chávez", tras reunirse durante dos horas con uno de los mediadores, el ex jefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

La "suspensión" del diálogo se prolongó durante menos de un día. Anteanoche, la oposición supo que los delegados chavistas abandonaron las mesas técnicas que preparan la cumbre del 6 de diciembre, donde ya estará presente el enviado papal, monseñor Claudio María Celli. En la mañana de ayer denunciaron públicamente el "congelamiento" ordenado por Maduro, invocando siempre a los mediadores, que les habrían informado del malestar oficialista después de que el Parlamento creó una comisión para investigar la responsabilidad de altos funcionarios en el "caso de los narcosobrinos".

El primer mandatario reaccionó de esta forma, con idas y venidas vertiginosas, por culpa de la condena en una corte de Nueva York contra Efraín Campos Flores y Franqui Flores de Freitas, sobrinos de la pareja presidencial, acusados de conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos. Un escándalo que pese al hermetismo oficial ha trascendido en la sociedad y que se ha convertido en tema de consumo público, incómodo para buena parte del chavismo.

Durante el pleno de anteayer, los diputados opositores echaron en cara a la revolución que los dos jóvenes usaran la rampa presidencial del aeropuerto de Caracas, como reconocieron en grabaciones obtenidas por la DEA. Los condenados también aseguraron que el objetivo de la venta de cocaína era financiar la campaña electoral de Cilia Flores, la primera combatiente revolucionaria, así como el uso de pasaportes diplomáticos, desmentido por el gobierno.

El oficialismo se desdijo a sí mismo para volver a la senda de la negociación, pero la oposición, liderada en esta minicrisis por Primero Justicia, el partido de Henrique Capriles, ya se lo esperaba. "Ahora el maula dice que no se levantó de la mesa. ¡Reculó! Quiere meses para ver si cumple los acuerdos. ¡Inaceptable! ¡Toca luchar!", clamó el gobernador de Miranda, que fue acusado por el gobierno ante la fiscalía tras publicar en su cuenta de Twitter la fotografía de los supuestos pasaportes usados por los "narcosobrinos" en sus peripecias caribeñas.

Anoche, varios dirigentes de la oposición mantenían una reunión con el mediador Zapatero, clave para decidir qué posición van a tomar desde los tiras y aflojas de ayer. Los dirigentes de la coalición opositora saben que Maduro quiere ganar más tiempo con las negociaciones y, además, agrandar las diferencias existentes en su seno.

Desde la firma del 12 de noviembre entre los dos bandos, la revolución sólo ha liberado a un preso político de los 108 que permanecen en sus prisiones. Tampoco ha avanzado en la creación de un Consejo Nacional Electoral (CNE) equilibrado, ni siquiera en la apertura de un canal humanitario para medicinas, pese a la evidente escasez que sufre el país.

El primer paso, que ni siquiera es hacia adelante, lo realizó ayer el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que exhortó a que la Asamblea desincorpore oficialmente a los tres diputados de Amazonas, algo que ya se realizó la semana pasada, pero que el TSJ considera insuficiente.

El Alto Tribunal revolucionario, además, recordó al Parlamento que cuando le sea retirado el desacato deberá realizar una suerte de reseteo de sus iniciativas legislativas.

Esta llave jurídica abriría una cadena de acontecimientos previstos en los acuerdos: convocatoria de elecciones en el estado de Amazonas (Maduro adelantó la fecha del 20 de diciembre y desde que lo hizo el chavismo no disimula que está en precampaña electoral) y elección de dos rectores para equilibrar el CNE. El otro gran obstáculo para avanzar en las negociaciones es el veto que mantiene Maduro a una solución electoral, ya sea mediante la celebración del revocatorio suspendido por la revolución o a través de un adelanto de las elecciones presidenciales.

La segunda opción fue puesta sobre la mesa por los mediadores, tras el visto bueno oficialista, pero posteriormente también hubo marcha atrás en este tema. Así se lo hizo saber esta semana a la coalición opositora uno de los ex presidentes latinoamericanos que participan en las negociaciones. Está previsto que Capriles sea uno de los delegados opositores en la cumbre de diciembre, a la que acudiría con la salida electoral como único tema en su cartera.

Un diálogo con idas y venidas

24 de octubre

Anuncio del diálogo

El gobierno de Maduro y la oposición se reúnen en Caracas con el enviado del Vaticano, Claudio María Celli, y anuncian el inicio del diálogo en Margarita

26 de octubre

Marchas en Caracas

En un clima de tensión, miles de manifestantes marchan por diversos puntos de Caracas en una protesta para exigir que se celebre el revocatorio, replicada por otra marcha chavista

30 de octubre

Primer encuentro

El encuentro se llevó a cabo en el Museo Alejandro Otero, en La Rinconada. Asistieron representantes de la oposición y del gobierno, junto a delegados de la Unasur y el enviado especial del Vaticano

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.