Malestar en Brasil por una fuerte declaración del gobierno israelí