Maranhão, discreto y con escasa influencia

Maria Lima
Evandro Éboli
(0)
10 de mayo de 2016  

Personaje involucrado en los casos Miqueias y Lava-Jato, dos operaciones de la policía federal brasileña en las que se investigan esquemas de desvíos de fondos públicos, el presidente interino de la Cámara de Diputados, el marañense Waldir Maranhão, del Partido Progresista (PP), es considerado un político discreto. De él ya se supo que en octubre, cuando arreciaron las denuncias contra Eduardo Cunha, operaba para ocupar la silla del presidente de la Cámara. Los hechos se sucedieron y Cunha continuó en el cargo, incluso fortalecido. Hasta que la semana pasada, cuando los jueces del Supremo Tribunal Federal (STF) decidieron unánimemente apartar a Cunha de la presidencia de la Cámara baja. Con esa decisión, Maranhão asumió interinamente el cargo.

Diputado de actuación deslucida y perteneciente al "bajo clero", como se conoce en Brasil a los parlamentarios de escasa influencia en la toma de decisiones, Maranhão cambió sus hábitos cuando la situación procesal de Cunha se agravó, y empezó a frecuentar el bar del plenario y a mantener conversaciones reservadas para posicionarse como alternativa al entonces presidente en ejercicio. Llegó a la vicepresidencia en la boleta de Eduardo Cunha por indicación de su partido, el (PP), que dicho sea de paso, ya es el cuarto espacio político que integra, ya que Maranhão antes pasó por el PDT, el PSB y el PTB.

Actualmente, el vicepresidente de la Cámara debe responder a dos investigaciones del STF por su supuesta participación en un esquema de desvío de recursos de fondos previsionales municipales por el que se habrían escapado alrededor de 300 millones de reales (más de 85 millones de dólares), un esquema desbaratado por la policía federal en la llamada Operación Miqueias. En ambas investigaciones llevadas adelante por el juez supremo Marco Aurélio Melo, Maranhão es investigado por el delito de lavado u ocultamiento de bienes o valores.

En el Caso Lava-Jato, Waldir Maranhão integra la lista de los diputados investigados por el procurador general de la República, Rodrigo Janot, porque habría recibido retornos de entre 8000 y 42.000 dólares mensuales. El vicepresidente de la Cámara llegó a ser investigado por delito electoral ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), por no poder comprobar el origen de 121.000 dólares en gastos de campaña en 2010. En su despacho afirman que ese proceso fue archivado.

El abogado Michel Saliba defiende a Maranhão en ambas investigaciones y niega la participación del parlamentario en los dos casos.

"En la Operación Miqueias, lo que encontraron es el resultado fortuito de una pinchadura telefónica. Algo que no tiene comienzo, desarrollo ni final. Waldir Maranhão es una persona extremadamente humilde. Tiene un estilo de vida muy simple, que nada tiene que ver con personas envueltas en ese tipo de actividades", dice su abogado Saliba, quien también lo exceptúa de cualquier responsabilidad en el escándalo de Petrobras.

"En cuanto al Lava-Jato, tienen menos pruebas todavía. Su nombre aparece citado como resultado de una delación (del arrepentido Alberto Yousseff), que tiró los nombres de 35 parlamentarios. No existe el menor asomo de indicio de algún hecho ilícito.

En conversaciones privadas, Cunha minimiza la capacidad de articulación política de Maranhão, asegura que no tiene llegada con los diputados y que no tiene perfil de presidente porque tiene dificultades para presidir las sesiones del plenario. Cuando era vicepresidente, Maranhão rara vez presidía sesiones de la Cámara.

El mayor orgullo de Waldir Maranhão es haber sido rector de la Universidad del Estado de Maranhão (UEMA) durante dos mandatos. Proviene de una familia indigente de diez hermanos que crecieron en la favela de Lira, en São Luis. Se aplicó a sus estudios y llegó al puesto más alto de la universidad donde cursó Medicina Veterinaria. Con base en el sector académico -llevó el campus de la UEMA a 21 municipios pobres-, entró en la política y ya va por su tercer mandato como diputado nacional. Es el líder del PP en el estado de Maranhão, coordinó la coalición vencedora de Flávio Dino y también fue secretario de Ciencia y Tecnología durante cuatro meses durante la gobernación de Roseana Sarney, donde lo conocían como "el rey de la matemática".

Ahora, el proyecto de Maranhão es instalar una unidad del Instituto Tecnológico de Aeronáutica en la ciudad de Alcântara, estado de Maranhão, donde funcionaba una base que se encuentra parada desde el lanzamiento fallido de un cohete que explotó.

Cuando se le pide a alguno de sus amigos que lo describa, suelen referirse a su origen humilde y costumbres sencillas. "Y así es hasta el día de hoy. Tiene dos trajes, cuatro camisas y dos corbatas. Y recién cambia de zapatos cuando se le arruinan los que tiene puestos", dijo uno de sus amigos, que pidió preservar su anonimato.

Traducción de Jaime Arrambide

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.