Marcelo Ebrard: "El cambio en la Argentina fue a la derecha, acá será a la izquierda"

El exrival de López Obrador en 2012 se sumó a la campaña para evitar un fraude; augura un "fin de ciclo" y una eventual gestión alejada del populismo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
29 de junio de 2018  

CIUDAD DE MÉXICO.- Pocos políticos mexicanos conocen tan bien a Andrés Manuel López Obrador como Marcelo Ebrard. El exalcalde de México, que le disputó la candidatura presidencial hace seis años, regresó a la política tras unos años en el ostracismo para sumarse a su campaña con una misión concreta: evitar el fraude electoral. De triunfar López Obrador el domingo, Ebrard tendrá un papel central en su futuro gobierno.

"El cambio en la Argentina fue a la derecha, acá será a la izquierda", anticipa Ebrard, en una entrevista exclusiva con la nacion en el estadio Azteca, antes del último acto de la campaña presidencial de López Obrador, a metros del escenario.

Apenas días antes de una elección que todo el mundo tilda de histórica, Ebrard, de 58 años, cree que México se acerca a un cambio de época. "Un fin de ciclo", tal como lo llamó, que, a su juicio, pondrá fin a tres décadas dominadas por los tecnócratas, que tuvieron como características salientes la concentración del poder en los dos partidos tradicionales, el PRI y el PAN, un apego a políticas económicas neoliberales del llamado Consenso de Washington y una economía desarrollada, en gran medida, sobre el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, detalla el exalcalde.

"Ya no queremos este sistema de partidos, la alianza del PRI y el PAN. La sociedad mexicana ya cambió y ni cuenta se dieron", sostiene.

Ebrard, quien fuera uno de los políticos favoritos del fallecido escritor Carlos Fuentes, afirma que López Obrador no desplegará un gobierno intervencionista, dice que no es populista, sino un "luchador social", y anticipa una gestión que pondrá el acento en el mercado interno como motor del desarrollo.

México es uno de los países más integrados al mundo: posee acuerdos de libre comercio con 45 países, y es uno de los signatarios del acuerdo transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés). Las exportaciones, que representan un tercio del producto bruto interno (PBI), han sido uno de los pilares del crecimiento. Pero Ebrard sugiere que, ahora, hay que poner un mayor énfasis fronteras adentro.

"Va a ser más difícil crecer a partir de exportaciones nada más. ¿Qué hacer? Más mercado interno, nuevas áreas de inversión externa, como el desarrollo de la región del istmo de Tehuantepec [en el sur del país], las energías limpias, servicios médicos y el diseño", enumeró.

Uno de los destinos que, se rumorea, podría llegar a caerle es la embajada de Estados Unidos en Washington. Ebrard, elegido mejor alcalde del mundo en 2010 por el Proyecto World Mayor, no lo niega ni lo confirma: dice que López Obrador todavía no le ha dicho dónde lo quiere. Tampoco brinda una estrategia definida respecto de qué hacer con el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (Nafta), obsesión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Hay que ver. Nos falta información, tenemos que llegar al gobierno y ver qué hay ahí", respondió.

-¿López Obrador es un líder populista?

-El populismo no sabemos qué quiere decir realmente, y en México es un adjetivo, no es una descripción. Es casi mala palabra para la elite. Andrés Manuel López Obrador es un luchador social. Andrés no viene de la elite, viene de afuera.

-¿Va a ser un gobierno intervencionista?

-En primer lugar, no lo quiere hacer. Y segundo, no lo podemos hacer por el sistema constitucional. No va a ocurrir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.