Marchas en España

Fueron en rechazo del atentado de ETA.
(0)
24 de octubre de 2000  

VITORIA (AP).- Miles de españoles se congregaron ayer en las afueras de oficinas públicas y fábricas de todo el país, en una vigilia nacional para expresar su rechazo contra el asesinato, anteayer, de un guardia de prisiones, el último atentado atribuido al grupo terrorista vasco ETA.

Las protestas en silencio, acompañadas de manifestaciones nocturnas, se han convertido en una rutina en España tras los atentados terroristas de los últimos años.

La protesta durante el mediodía se realizó 24 horas después del asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado Carrera, de 44 años, al estallar una bomba, que fue colocada bajo su automóvil en Vitoria, la capital vasca.

Se trata del decimosexto atentado que se le atribuye a ETA desde enero, cuando rompió la tregua.

La viuda e hijos de Casado Carrera encabezaron las protestas en Vitoria. El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, y otros políticos acompañaron a los cientos de familiares, amigos y curiosos durante el funeral de la víctima.

Este último atentado estremeció más a los españoles debido a que ocurrió precisamente un día después de una multitudinaria manifestación, estimada en 100.000 personas, en el puerto vasco de Bilbao.

"El Estado de Derecho no cederá nunca el sitio al Estado de la violencia", declaró el rey Juan Carlos ante una conferencia de jueces.

Por su parte, los sindicatos interrumpieron durante cinco minutos la jornada laboral en los sitios de trabajo. Muchos observadores sostienen que el objetivo de ETA es presionar al gobierno para volver a la mesa de negociaciones.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.