Mariano Rajoy: "No tiene sentido ser optimistas"

El jefe del gobierno español dice que su país sólo crecerá en 2014; malestar con Cristina
Adrián Sack
(0)
14 de noviembre de 2012  

MADRID.- La hoja de ruta de Mariano Rajoy se ve hoy mucho más complicada que cuando asumió la presidencia del gobierno de España, hace 11 meses: la desocupación sobrepasó el 25%, la recesión se consolidó, el sistema financiero vive al borde del rescate, el malestar social crece y, como si fuera poco, Cataluña reclama insistentemente su independencia.

En una entrevista con LA NACION y otros cinco medios latinoamericanos en el Palacio de la Moncloa, reconoció que los españoles tienen razones para ser pesimistas. Pero, a la vez, agregó que el país podría volver al crecimiento en 2014.

"Hay datos que aconsejan ser no optimistas, porque no tiene ningún sentido ser optimistas, pero sí podemos decir que las cosas van a ir mejor el año que viene y que los efectos de las reformas se van a empezar a notar", dijo Rajoy, que hoy enfrentará su segundo paro general.

Además, se refirió a la expropiación de YPF, que estaba en manos de la española Repsol: "No fue una decisión correcta", dijo. "De hecho, nadie la ha apoyado en ningún lugar", agregó.

Rajoy no ocultó su malestar por la ausencia de Cristina Kirchner en la próxima Cumbre Iberoamericana de Cádiz.

- ¿Cuál es su diagnóstico de la salud de España?

- Como todo el mundo sabe, vivimos momentos de dificultad. Hay más de cinco millones de españoles que quieren trabajar y no pueden. Tenemos un déficit público elevado [más del 9% el año pasado], una gran deuda externa, problemas de competitividad y un sistema bancario que necesita ser saneado. A lo largo de este año, hemos actuado sobre las causas de este problema, y nos abocamos a reducir el déficit para sentar las bases de la recuperación económica. Creemos que, en 2014, España va a tener crecimiento económico, y éste es un dato muy importante.

- Las previsiones del FMI y otros organismos no son tan positivas.

- Las previsiones son previsiones. Para 2013, nosotros prevemos un crecimiento negativo del 0,5%, mientras que otros vaticinan una caída mayor, aunque siempre menor a la de 2012. Hay datos que nos aconsejan ser no optimistas, porque no tiene ningún sentido ser optimista, pero sí podemos decir que las cosas van a ir mejor el año que viene, y que los efectos de las reformas se van a notar.

- ¿No siente usted ganas de llorar por España, como confesó tenerlas el rey Juan Carlos I?

- No sé en qué contexto dijo eso el rey. Entiendo que lo dijo por cómo van las cosas en este momento. No podemos negar la realidad, porque sería el peor favor que nos haríamos a nosotros mismos. Las cosas no están bien, pero ya sentamos las bases de la recuperación.

- ¿Qué sintió cuando una mujer se tiró al vacío porque iba a ser desalojada [la semana pasada]?

-Sentí lo que sentiría cualquier persona que tenga un mínimo de sentimientos: una enorme tristeza, una gran preocupación y una importante desazón. Esperamos presentar, junto con la oposición, un paquete de medidas para evitar que esto se vuelva a repetir.

- ¿Teme a una ola de suicidios?

- Haremos todo lo posible para evitarla. Buscaremos proteger a las familias en situación de exclusión social, para que no sean desalojadas de sus casas.

- ¿Hay que cambiar la ley hipotecaria?

- Yo creo que hay que ser eficaz. Si hay que cambiar la ley hipotecaria, se cambia. Hay que poder renegociar las deudas y que nadie pierda su casa.

- ¿Acepta la crítica de que el gobierno español está ayudando más a los bancos que a la gente que más lo necesita?

- Nosotros lo que hicimos fue nacionalizar a tres instituciones financieras, y eso más que ayudarlas es hacerlas del Estado. No se trata tanto de ayudar a los bancos, sino de ayudar a la gente. De lo que se trata es de que todo el mundo tenga seguros sus depósitos y sus ahorros, que los acreedores de los bancos puedan cobrar y de que los accionistas no se vean perjudicados.

- ¿Ve la luz al final del túnel?

- Sí, sí. Las previsiones europeas establecen que creceremos un 0,8% en 2014, y yo espero que crezcamos más. Y el crecimiento es necesario para crear empleo, por lo que espero que volvamos a crear empleo para entonces.

- ¿Cuánto más va a aumentar el desempleo?

- Lo importante es que entremos a una etapa de crecimiento sostenido y de creación de empleo. Estamos en un proceso de reformas y de desendeudamiento, que no dará sus frutos en media hora. Cuando uno se desendeuda, no gasta ni invierte. Pero los dará.

- ¿Cómo percibe la situación de explosión social?

- Es verdad que no llevamos ni un año, y hemos tenido dos huelgas generales, y muchas manifestaciones. Yo entiendo el malestar de la gente, y no vivo de espaldas a la realidad. Este gobierno ha tenido que tomar decisiones muy difíciles, como subir los impuestos, que vamos a volver a hacer bajar en cuanto la situación mejore, ya que no creo en eso.

- ¿No le preocupa tener cada vez más violencia en las calles?

- No es la mejor de las situaciones, y me preocupa, ¿cómo no me va a preocupar? Pero nosotros tenemos que tomar las decisiones para superar este momento. No tenemos otra alternativa. Hay mucha gente que lo entiende, aunque evidentemente hay otros que no lo entienden y yo los respeto. Pero en España somos 46 millones viviendo aquí, y hay muchos a los que no les gusta lo que hacemos? y a otros tampoco, pero a muchos sí.

- Ante la intención de parte de Cataluña de promover su independencia, en estos días se han escuchado hipótesis de distinto tipo sobre la reacción de Madrid para hacer cumplir la Constitución. Algunos expertos plantearon la posibilidad de movilizar el ejército. ¿Qué haría usted?

- Es que no soy experto, soy sólo el presidente del gobierno (risas). Lo primero que haría es no adelantar acontecimientos. Yo estoy absolutamente convencido de que las cosas volverán a su cauce. Es que el mundo no va por ahí: hoy se trata de borrar fronteras, no de imponerlas. En la UE hemos renunciado a nuestra moneda, a la política monetaria y cambiaria. Al final se impondrá el sentido común, no le quepa la menor duda.

-¿Y si gana el sí en el referéndum catalán?

- España es el pueblo de Europa que lleva más tiempo viviendo juntos, el más antiguo del continente. Y entonces nos une la historia, la tradición, las familias, los catalanes que se fueron a vivir a otros lugares de España, y los de otros lugares de España que van a Cataluña. Y también, nos une la Constitución y el futuro. Creo que no merece la pena adelantarse a acontecimientos que no van a suceder.

Del editor: qué significa.

El mayor desafío de Rajoy no es sacar a la economía de la recesión, sino reconstruir la confianza de los españoles en sí mismos, en su país y en el futuro.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.