1,5 millones de personas reclamaron en Barcelona la independencia de Cataluña