Más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades