Según un estudio, más de la mitad de los refugiados del mundo son sirios