Más mortal de lo que se creía

(0)
8 de mayo de 2003  

NUEVA YORK (The New York Times).- La tasa de muerte por SARS podría ser significativamente más alta que la que los funcionarios de la salud habían pensado, hasta 55% en gente de 60 años y más, y de hasta 13,2% en gente más joven, según lo que sugiere el principal estudio epidemiológico de la enfermedad. Se espera que las tasas de mortalidad cambien algo a medida que la epidemia continúe. Pero a menos que los números caigan drásticamente, el SARS estaría entre las enfermedades infecciosas con las tasas más altas de mortalidad. Hasta ahora, los casos mortales estuvieron entre el 2%, cuando la epidemia fue detectada por primera vez en marzo, y el 7,2%.

Los nuevos datos provienen de un análisis estadístico de 1425 pacientes sospechados de tener SARS que fueron admitidos en hospitales de Hong Kong desde el 20 de febrero hasta el 15 de abril. En total, su tasa de mortalidad fue estimada en 19,9 %.

Pero calcular las tasas de mortalidad en las nuevas enfermedades es un desafío notablemente difícil para los epidemiólogos, especialmente si no hay un test de diagnóstico definitivo, como es el caso en el SARS.

Es posible, por ejemplo, que algunas personas infectadas con el virus nunca caigan enfermas o desarrollen síntomas tan leves que no buscan asistencia. Si ese es el caso, las tasas de mortalidad podrían ser mucho más bajas.

El estudio, dirigido por Roy M. Anderson y Christl A. Donnelly, ambos del Imperial College de Londres, será dado a conocer en el número de pasado mañana de The Lancet, el diario médico británico, aunque sus editores publicaron el informe en la web en www.thelancet.com, anteayer.

Los autores del estudio consideran los esfuerzos de Hong Kong para reducir el tiempo desde el comienzo de los síntomas hasta el aislamiento de los pacientes un importante paso para controlar la enfermedad. Reducir el tiempo no afectó el curso de la enfermedad en pacientes en forma individual, afirmaron, pero acelerar el proceso de aislamiento reduce el período en que los pacientes podrían contagiar el virus.

Hasta el momento, Hong Kong informó de 1646 probables casos y 193 muertes, lo que significaría que la tasa de mortalidad es de 11,7 %. Pero las tasas calculadas de este tipo de datos pueden subestimar las verdaderas tasas de mortalidad, en parte porque no toman en cuenta pacientes que aún siguen enfermos, algunos de los cuales podrían morir. En cambio, los autores del estudio llegaron a sus cifras estudiando a personas internadas en los hospitales de Hong Kong cada semana.

Extender la cuarentena

El estudio estimó que el período de incubación es de 6,4 días, pero otros cálculos estadísticos, basados en un pequeño número de pacientes, mostró que el período de incubación podría llegar a ser de 14,22 días.

La cifra es importante porque los funcionarios la utilizan para determinar el tiempo que la gente expuesta al virus debe permanecer en cuarentena. También, como regla, los médicos duplican el tiempo estimado de incubación para determinar cuándo pueden declarar un brote en determinada área.

Las autoridades han estado utilizando 10 días como período más extenso de incubación y han usado un período de 20 días como criterio para declarar un área libre del SARS. Pero la cifra de 14,22 días podría significar extender la cuarentena y el criterio para declarar que un brote ha finalizado.

Klaus Stšhr, director de la investigación del SARS para la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que si los datos relacionados con una incubación más prolongada se confirman en próximos análisis, la OMS tendría que cambiar sus recomendaciones para la cuarentena.

Por su parte, Anderson dijo que sería importante saber si las intervenciones de la salud pública alentaban o no a los individuos a declarar sus síntomas rápidamente. "La epidemia ha demostrado la necesidad de comunicar el riesgo que informará y alertará al público, de manera que mejore la protección personal, sin inducir a altos niveles de temor, como parte esencial del control epidémico. Un cambio en la percepción del riesgo podría potencialmente incrementar la declaración de síntomas y también el mejoramiento en la higiene y prevención de la transmisión."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.