Más pobres y una fuerte emigración