Masiva afluencia a las urnas en Italia

Hoy concluyen los comicios locales
(0)
26 de mayo de 2003  

ROMA (ANSA).- En un clima de encendida confrontación entre la coalición oficialista conservadora y la opositora de centroizquierda, unos once millones y medio de italianos comenzaron a votar ayer en el primer turno de las elecciones locales que terminarán hoy.

Las urnas se abrieron a las 8 de la mañana para renovar las autoridades en 12 provincias y en 492 municipios, en una jornada que se desarrolló en calma y con un aumento de la afluencia a las urnas respecto de convocatorias anteriores. La votación se suspendió a las 22 de ayer y seguirá hoy, desde las 7 hasta las 15 locales.

Esta elección es crucial para medir la popularidad del gobierno conservador tras el desgaste de dos años en el poder, reiteraron ayer los analistas y la prensa. La política de apoyo del premier Silvio Berlusconi al gobierno estadounidense durante la guerra de Irak también podría pesar en el ánimo de los votantes, ya que la mayoría de ellos -según revelan las encuestas- se opuso a la ofensiva.

Los comicios se celebran en medio de una dura polémica que se desató hace dos semanas, cuando Berlusconi atacó a la Justicia y a la oposición -a la que tilda de "comunista"- a raíz del juicio en curso en Milán donde se lo acusa de haber pagado en 1985 coimas a magistrados.

Aunque se trata de una elección parcial que no afecta las grandes ciudades del país, el acto comicial se terminó cargando de una fuerte connotación política y es considerado una prueba fundamental para la coalición en el poder.

El gobierno dijo no estar preocupado por el pronunciamiento del electorado, espera tener "un buen resultado", declaró el jefe de gobierno. "Mañana venceremos nosotros. Yo gano siempre, estoy condenado a vencer", dijo a la prensa anteayer durante una breve visita a Luxemburgo.

Los dichos del premier provocaron la reacción de la centroizquierda, que lo acusó de haber violado las reglas que imponen el silencio en víspera de las elecciones. La oposición le respondió que su ataque se debe a que "teme perder las elecciones" y a que quiere "evitar el juicio de Milán", donde está imputado por corrupción.

Las batallas más importantes en estas elecciones locales se juegan en la provincia de Roma, con más de dos millones de electores, donde se prevé una lucha voto a voto entre la centro-izquierda y la centroderecha, y en Sicilia, donde los aliados democristianos de Berlusconi esperan mejorar sus resultados anteriores.

Los principales temas en discusión durante la campaña fueron la caída de la competitividad de Italia, el envejecimiento de la población, las pocas señales de despegue de la economía y la necesidad de reformar el sistema de jubilaciones, planteada por la Unión Europea.

En las administraciones locales, la campaña también tocó temas como el de la inseguridad y la inmigración, dos caballos de batalla de los partidos de la coalición gobernante.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.