Masivo reclamo en la cita climática

Unas 100.000 personas protestaron en la capital danesa y exigieron un pacto entre las naciones; 968 arrestados
(0)
13 de diciembre de 2009  

COPENHAGUE.- Un día después de que la Unión Europea (UE) se comprometiera a aportar 10.500 millones de dólares en tres años para ayudar a los países pobres a combatir el calentamiento global, decenas de miles de personas se manifestaron ayer con velas encendidas en el centro de la capital danesa para pedir un acuerdo en la cumbre de Copenhague sobre el cambio climático.

Rodeada de fuertes medidas de seguridad, una multitud de hasta 100.000 personas, según cálculos de los organizadores, marchó por Copenhague con el lema de "Cambio de sistema, no cambio climático", en una manifestación en la que se registraron leves incidentes y en la que la policía arrestó a unas 968 personas.

¿Quién debe ser el técnico de la selección argentina?

Los incidentes estallaron poco después del inicio de la manifestación, cuando un grupo de unas 300 personas encapuchadas y completamente vestidas de negro comenzaron a romper vidrieras en el centro de la ciudad. Los activistas habían lanzado piedras y petardos contra edificios próximos como el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Bolsa.

La policía informó que los revoltosos, que en su mayoría fueron detenidos, pertenecen a los black blocs , grupúsculos ultraviolentos que ya habían actuado durante la cumbre de la OTAN en Estrasburgo, Francia, en abril pasado.

La marcha concluyó en el exterior del complejo Bella Center, sede de la cumbre climática de la ONU, que será clausurada el día 18 de diciembre.

Allí, en una tarima aparecieron políticos, sindicalistas, indígenas, pacifistas y miembros de ONG para recordar a los líderes mundiales la necesidad de un acuerdo por la gravedad de los efectos del cambio climático, una cuestión de "derechos humanos", en palabras de la ex presidenta de Irlanda Mary Robinson.

Robinson y el arzobispo sudafricano Desmond Tutu presidieron una vigilia especial en el exterior del Bella Center para crear un mar de velas y entregar a los negociadores y líderes mundiales un mensaje global a favor de un acuerdo climático.

"El mundo quiere un acuerdo real", "Salvemos a los humanos", "Acción ahora", "No hay Planeta B" y "Otro mundo es posible" fueron algunas de las consignas en papel y en palabras que se mostraron durante la marcha de 6 kilómetros que recorrió desde la plaza de Christiansborg, sede del Parlamento danés, hasta el Bella Center.

"Millones de personas ya están perdiendo sus hogares por la subida del nivel del mar. No podemos desaprovechar esta oportunidad para evitar el cambio climático fuera de control. A los más de 120 jefes de Estado que llegarán la próxima semana a Copenhague les decimos: es el momento de unirse y cambiar el futuro", declaró Kumi Naidoo, responsable de Greenpeace y uno de los oradores en el escenario de Christiansborg.

La gran manifestación de Copenhague, la más numerosa registrada en muchos años en Dinamarca, formó parte de un día mundial de acciones en más de 130 países, que incluyeron vigilias similares en ciudades como Kabul, Jerusalén o en la capital de la provincia argentina de Salta, donde se realizó una marcha con velas alrededor de la plaza 9 de Julio y se reclamó que se alcance en Copenhague "un consenso justo, ambicioso y vinculante".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.