Medio millón de paquistaníes, a la espera de ayuda