Mejorarán la valla fronteriza entre España y Marruecos

Destinarán 3 millones de euros para mejorar la situación en Ceuta y Melilla; arrestaron a 60 inmigrantes
(0)
30 de septiembre de 2005  • 16:45

MADRID.- El Consejo de Ministros de España decidió hoy rediseñar la valla fronteriza que separa Marruecos de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla para mejorar el perímetro fronterizo tras los trágicos sucesos registrados en las últimas avalanchas de inmigrantes ilegales.

"Vamos a reforzar (la valla) con un nuevo diseño para hacerla más eficaz y que sea menos peligrosa para los inmigrantes que intentan saltarla", dijo el ministro del Interior, José Antonio Alonso, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Las medidas para reforzar la seguridad en las fronteras de las dos ciudades autónomas comenzaron ayer con el despliegue de efectivos del Ejército para ayudar en las tareas de vigilancia, y estarán bajo el mando de la Guardia Civil.

En total, el gobierno español decidió desplegar 240 soldados en Ceuta y otros 240 en Melilla. El Ejecutivo marroquí tambin ha enviado más refuerzos a su zona fronteriza -1000 a Melilla y 600 a Ceuta- para contener las avalanchas que pretenden entrar en territorio español y, por ende, en Europa.

Vigilancia. Junto a la ya en marcha subida del vallado, de los 3,5 metros iniciales a 6 metros, se incrementarán los dispositivos de detección y vigilancia para alertar de posibles avalanchas de inmigrantes irregulares.

Asistencia. El gobierno español también ha decidido destinar tres millones de euros para actuaciones de tipo social, sanitario y asistencial a los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETIs), que se encuentran desbordados en Ceuta y Melilla.

Negociaciones sobre un acuerdo de readmisión. La Comisión Europea (CE) pedirá a Marruecos que concluya antes de finales de noviembre las negociaciones sobre un acuerdo de readmisión de inmigrantes ilegales, instrumento que será muy importante para evitar que se repitan "trágicos acontecimientos" como los de Ceuta y Melilla.

El comisario europeo de Seguridad, Libertad y Justicia, Franco Frattini, lamentó hoy "profundamente" lo ocurrido en las ciudades autónomas españolas.

"Esta terrible tragedia es otra demostración de la urgente necesidad de intensificar nuestros esfuerzos conjuntos para gestionar la inmigración de forma más efectiva", agregó el comisario.

Detenidos. Fuerzas policiales marroquíes llevaron a cabo redadas entre los ciudadanos subsaharianos acampados en los bosques próximos a la valla fronteriza con la ciudad española de Ceuta.

Las personas arrestadas permanecían reagrupadas en una zona próxima a la valla fronteriza y van a ser trasladados a las dependencias de la Gendarmería real de Tanger.

Del grupo de detenidos 51 son subsaharianos, cuyas nacionalidades se desconocen, y otros nueve son argelinos.

Cinco muertos. En la madrugada de ayer, cinco inmigrantes murieron , dos en territorio español y tres en territorio marroquí, en un asalto masivo a la valla de Ceuta, un día después de que Melilla protagonizara dos avalanchas con más de 1000 personas involucradas, la mayoría de origen subsahariano.

El titular de la cartera de Interior anunció su comparecencia la próxima semana en el Congreso para explicar este suceso, aunque quiso manifestar su confianza en la extraordinaria labor que desempeña la Guardia Civil en esa tarea.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?