Merkel respalda el euro, pero ¿qué hará para salvarlo?

Geir Moulson
(0)
15 de junio de 2012  

BERLIN.- La canciller alemana, Angela Merkel, suele insistir en que "si fracasa el euro, fracasa Europa''.

Ahora que la crisis en los 17 países de la eurozona está a punto de estallar, con la necesidad española de un crédito para sus bancos y Grecia a punto de abandonar el euro, la atención del público en el Viejo Continente se dirige a Alemania para ver qué hará para salvar el euro.

No se puede negar que Merkel quiere conservar la divisa común. Sin embargo, ello no significa que esté en condiciones de tomar las arduas decisiones políticas que, según muchos analistas, son necesarias para lograrlo. La canciller parece estar tironeada entre la posibilidad de liberar fondos para rescatar el sueño europeo y las presiones dentro de Alemania.

La decisión que tome será tan crucial para el futuro de Europa como para el de la economía mundial.

La gobernante de la cual depende el futuro de la moneda común ha puesto de manifiesto dos caras de su personalidad en distintos momentos cruciales de la crisis.

Como principal defensora de la estabilidad presupuestaria europea, el año pasado, junto al ex presidente francés Nicolas Sarkozy, ella fue la arquitecta de una serie de normas rígidas para el caso de que fueran demasiados los gobiernos que se endeudasen en exceso.

En cambio, su lado pragmático salió a la luz al aprobar rescates a los que se había resistido en un principio, empezando por la ayuda inicial a Grecia, a mediados de 2010.

Ciertamente redunda en los intereses económicos de Alemania garantizar el futuro del euro. De los 276.000 millones de euros de Alemania (346.000 millones de dólares) en exportaciones en el primer trimestre de este año, casi 139.000 millones de dólares fueron a otros países de la eurozona. Las 27 naciones del bloque cuentan con poco más de la mitad de sus exportaciones. Por ello, Alemania necesita un mercado estable en las cercanías.

Es igualmente obvio que Europa necesita a Alemania: el PBI de 3,3 billones de dólares es un 30% superior al de Francia, la segunda economía de la eurozona, lo que significa que Alemania cuenta por sí sola con los fondos para rescatar el euro.

Sin embargo, y ante la amenaza de un desastre inminente, Merkel mostró escasos indicios de estar dispuesta a modificar su postura de que la ayuda debe realizarse bajo condiciones rígidas, tras la aplicación de cambios fundamentales en la economía de los países, y que de ninguna manera se va a aplicar una varita mágica para salvar al euro. En un encuentro reciente del G-8 en Camp David, Merkel resistió las presiones de sus colegas para abandonar la austeridad y aumentar los gastos públicos de crecimiento.

Ayer volvió a mostrar su firmeza en un discurso ante el Parlamento berlinés previo a la reunión de la semana próxima del G-20 en México.

"Solamente podemos superar la crisis cuando la encaramos de raíz'', dijo.

Cuando estalló la crisis financiera global en 2008, Merkel se refirió al ejemplo del "ama de casa de Suabia'', la tradicional personificación de la prudencia alemana que lleva el nombre de una región meridional del país.

"Ella nos habría dado el consejo más valioso -dijo Merkel-. No podés vivir a largo plazo por encima de tus posibilidades.'' Y su frase tuvo impacto.

Los sondeos de opinión indican que Merkel figura a la cabeza de los políticos más populares de Alemania, especialmente por su dura posición ante la crisis.

Merkel propuso enfrentar la crisis griega con dos paquetes millonarios de ayuda y duras medidas de austeridad, como recortes en el pago de salarios y pensiones del sector público.

Los alemanes consideran esta situación una consecuencia natural luego de años de dispendio en el gasto público, mientras ellos se esforzaban por mantener sus cuentas en orden.

Pero las reducciones del gasto han sumido a la economía griega en una profunda recesión y al borde de abandonar el euro.

Sin embargo, la canciller ha dejado en claro que su decisión es apostar al largo plazo y al fortalecimiento de la eurozona mediante un control centralizado del manejo de las economías.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.