Europa. Merkel y Turquía, socios inesperados