La crisis política en Bolivia: fue disipada una complicada situación constitucional. Mesa afirmó anoche que no renunciará