Suscriptor digital

México: la Corte asesta un nuevo golpe al PRI

Un fallo judicial compromete a Zedillo
(0)
26 de agosto de 2000  

MEXICO D.F. (EFE).- La Suprema Corte de México asestó anteayer un nuevo revés al agonizante régimen del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que, tras perder en las urnas después de siete décadas de hegemonía, está sumido en una crisis sin precedente.

El máximo tribunal mexicano, que según los analistas estuvo subordinado al Ejecutivo durante todo el siglo XX, rompió estos lazos con un fallo histórico que obliga al presidente saliente, Ernesto Zedillo, a entregar una información confidencial solicitada por la Cámara de Diputados.

Se trata de los informes financieros del Banco Unión, involucrado en supuestas operaciones ilegales durante el rescate del sistema bancario, en 1995. Según la oposición, ese banco desvió ilegalmente recursos hacia el PRI para financiar las campañas políticas de 1994. Presuntamente, los fondos favorecieron al fallecido candidato Luis Donaldo Colosio, al propio Zedillo y al gobernador de Tabasco, Roberto Madrazo.

El gobierno de Zedillo se había negado reiteradamente a informar sobre las operaciones del desaparecido Banco Unión bajo el argumento de que el requerimiento violaba el secreto bancario, pero ayer el mandatario acató de inmediato la decisión judicial y ordenó a las instituciones financieras que faciliten la documentación solicitada.

Los analistas coincidieron en que la resolución judicial es un síntoma más de la descomposición del sistema protagonizado por el PRI durante las últimas siete décadas.

Desde su histórico descalabro electoral, el último 2 de julio, el hasta hace poco partido hegemónico está sumido en una crisis interna que amenaza con su ruptura definitiva.

Reveses

Según los especialistas, la debacle del PRI se ha manifestado recientemente con los enfrentamientos entre facciones del partido, que dejaron más de una decena de muertos, y con la pérdida del gobierno de Chiapas en los comicios del último domingo.

Además, la sorpresiva desaparición del ex ministro de Turismo Oscar Espinosa, prófugo de la Justicia y acusado de robo al erario por unos 42 millones de dólares, fue, según los analistas, otro golpe para el partido.

Los expertos esperan que Vicente Fox, que asumirá la presidencia de México el 1º de diciembre, cumpla con su compromiso de combatir con mano dura la corrupción y la impunidad, males endémicos en el país.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?