México no quiere más acciones unilaterales de la Casa Blanca