Microsoft, en jaque por los piratas

Accedieron, durante semanas, a los códigos originales de sus nuevos programas
(0)
29 de octubre de 2000  

WASHINGTON.- Aunque Microsoft trató ayer de restar importancia a los piratas informáticos que atacaron su sistema central, analistas advirtieron que los hackers tuvieron acceso durante semanas e incluso meses a los documentos de la compañía y, si los divulgan, podrían causar enormes daños.

"Se trata de una grave pérdida de propiedad intelectual y de ventaja competitiva", dijo Simon Perry, experto en seguridad informática.

En sus repetidas incursiones cibernéticas, los hackers accedieron a los códigos de los programas de Microsoft almacenados en su sistema central.

Por su parte, los diarios Los Angeles Times y The Washington Post afirmaron que los intrusos incursionaron en los códigos del gigante informático durante al menos seis semanas.

Sin embargo, tratando de minimizarlas, Microsoft describió las incursiones como "mucho más limitadas que lo informado".

"Nuestra investigación no muestra evidencia de que el intruso logró acceder a los códigos básicos de nuestros principales productos, como Windows Me, Windows 2000 u Office", señaló la firma en un comunicado.

El código básico, que Microsoft guarda celosamente, está integrado por millones de líneas de instrucciones para crear los programas usados en las computadoras personales.

Si los códigos, los más importantes de la industria informática, caen en manos de la competencia, estas empresas podrían desarrollar programas que restarían supremacía a Microsoft.

"Esperamos ahora que los códigos aparezcan en Internet o que sean subastados, probablemente en el exterior", aclaró Perry.

Poca seguridad

A diferencia de sus competidores -que ponen a disposición del público sus códigos-, Microsoft los considera un secreto empresarial.

"La violación de la seguridad no implica vulnerabilidad en ninguno de los productos Microsoft. Estamos trabajando con las autoridades para esclarecer esta deplorable acción de espionaje industrial", señaló el gigante del software.

El FBI continúa con sus investigaciones sobre las incursiones informáticas descubiertas por la empresa el miércoles último.

Según las autoridades, las órdenes para entrar fueron enviadas a las computadoras centrales de Microsoft disfrazadas de virus desde una dirección de e-mail en San Petersburgo.

El o los piratas aparentemente usaron procedimientos comunes, incluido el llamado "caballo de Troya". "No hay evidencia de que se haya tratado de un pirata experto", dijo Richard Power, director del Computer Security Institute.

"Esto delata que no están tomando la seguridad de los sistemas con la seriedad necesaria. Por lo que pude informarme, parece que un error de criterio de un empleado de Microsoft posibilitó la intrusión inicial", dijo un ciberpirata que usa el apodo de "Cancer Omega" y opera el sito attrition.org.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.