Milosevic negó haber ordenado la matanza de civiles en Kosovo

En diálogo con la cadena televisiva norteamericana Fox, el ex presidente yugoslavo dijo que el Tribunal Penal Internacional está "fabricando pruebas"; fue reprendido por violar las condiciones del arresto
En diálogo con la cadena televisiva norteamericana Fox, el ex presidente yugoslavo dijo que el Tribunal Penal Internacional está "fabricando pruebas"; fue reprendido por violar las condiciones del arresto
(0)
24 de agosto de 2001  • 14:58

Slodoban Milosevic, ex presidente de Yugoslavia y ahora encarcelado por crímenes de guerra, negó en una entrevista con el canal de televisión estadounidense Fox, haber ordenado a sus tropas la matanza de civiles en Kosovo.

Milosevic, acusado ante el Tribunal de La Haya de crímenes contra la humanidad cometidos entre enero y junio de 1999 en la provincia serbia de Kosovo, se negó en su primera comparecencia, a principios de julio, a declararse culpable o inocente de los cargos, así como a designar abogados defensores.

En sus declaraciones televisivas, por las que ha sido reprendido por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), aseguró que todo lo que él hizo fue ordenar a sus soldados que "eliminaran grupos terroristas" y acusó al Tribunal Penal Internacional de estar "fabricando pruebas" en su contra.

"Por supuesto que no tienen pruebas. No pueden tener pruebas de algo que nunca sucedió", dijo el ex líder yugoslavo, y subrayó que éste "supuesto Tribunal tiene una característica clara. Son capaces de fabricar pruebas".

Por el contrario, agregó, "las decisiones (de la OTAN), fueron todas criminales".

"Todos nosotros sentimos la muerte de cualquier persona en el mundo" y que "no hay duda de que nadie se alegra de la muerte de nadie", aseguró.

"Estoy orgulloso de todo lo que hice por mi país y mi pueblo. Todas mis decisiones son legítimas y legales, basadas en la Constitución de Yugoslavia y en los derechos de defensa propia que tiene toda nación del mundo", señala Milosevic.

El portavoz del TPIY, Jim Landale, dijo hoy que Milosevic llamó "él mismo" a esta cadena desde la cárcel, lo que supone "una violación de las reglas de detención".

Landale calificó este hecho de "lamentable" e indicó que no era la primera vez que un detenido del TPIY violaba las reglas del tribunal, que impiden conceder entrevistas a la prensa "antes de que su caso esté cerrado".

"Esto ya ha ocurrido en una o dos ocasiones. En cada caso, los responsables recibieron una advertencia y el incidente no volvió a repetirse", dijo.

"Si (Milosevic) abusa de nuevo de los privilegios que tiene, podemos restringir sus comunicaciones y sus privilegios pueden verse reducidos", advirtió el portavoz.

Recordó que actualmente el ex presidente de Yugoslavia puede "usar el teléfono (siempre que quiera) pero no puede hablar con la prensa".

Landale aseguró que Milosevic "ha comprendido esto y se ha comprometido a cumplir las reglas" de detención.

Milosevic comparece por segunda vez ante el TPIY el próximo día 30.

Fuente: EFE

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.