"Misión cumplida" para la familia Jones