Mohammed dejó el bajo perfil y volvió a ser el de siempre

Mohammed
Mohammed Fuente: AFP
El príncipe heredero y hombre fuerte de Arabia Saudita desató una guerra de precios del crudo y purgó a más familiares de la casa real
(0)
11 de marzo de 2020  

NUEVA YORK.- Primero, ordenó el arresto de al menos cuatro de sus parientes, todos altos miembros de la familia real. Al día siguiente, hundió a Arabia Saudita en una guerra de precios con Rusia que provocó el derrumbe de la energía y de los mercados en todo el mundo.

Durante un tiempo, el comportamiento del príncipe heredero saudita, Mohammed ben Salman, conocido por sus siglas MBS, pareció contradecir su reputada tendencia a la violencia. Tal vez escarmentado por el rebote de su conexión con el asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi, el príncipe heredero de 34 años venía manteniendo un perfil bajo desde hace más de un año.

Ahora, ante su nueva ostentación de poder, en las capitales europeas se debate nuevamente si MBS no es demasiado temerario para ser un socio confiable. Su abrupta y pronunciada rebaja del precio del crudo terminó de trastocar una economía global ya en riesgo de entrar en recesión, amenaza con quemar velozmente las reservas de dinero de Arabia Saudita y socava las grandiosas promesas del príncipe de lograr nuevas inversiones para que el país deje de depender tanto del petróleo.

"Esto implica destrucción mutua garantizada para cualquier economía que dependa de las exportaciones de petróleo, como Arabia Saudita, Rusia y probablemente también Estados Unidos", dice Greg Brew, académico de la Universidad Metodista del Sur. "Al mismo tiempo, esto es típico de MBS, ¿o no?", agrega Brew. "Al príncipe le gusta correr riesgos, y es muy proclive a las decisiones impulsivas".

Dos de los príncipes detenidos -Ahmed ben Abdulaziz, el hermano menor del rey Salman, padre de MBS, y el príncipe Mohammed ben Nayef, expríncipe heredero y exministro del interior- eran vistos en otro tiempo como posibles rivales de MBS por la corona. En el seno de la intimidada familia real, varios especulan con preocupación que el heredero se esté ocupando de limpiar a sus contrincantes antes de tomar definitivamente el trono de su padre, que ya tiene 84 años y por momentos parece olvidadizo o desorientado.

Sin embargo, las fuentes cercanas a la corte insisten en que Mohammed simplemente se descargó contra su tío y sus primos por criticarlo públicamente, y que su intención es escarmentar al resto de la familia. "Estuvo tranquilo un tiempo y la gente se preguntaba si MBS se había reblandecido", dice Steffen Hertog, académico de la Escuela de Economía de Londres. "Ahora queda claro que tiene el mismo carácter de siempre".

Al bajar el precio del crudo, MBS buscó castigar a Rusia, a la que acusa de no cooperar para reducir la producción y así empujar al alza el precio del crudo. Por otro lado, la demanda de crudo ya estaba cayendo debido al parate causado por el coronavirus. "Los rusos mostraron sus cartas, y ahora los sauditas quieren demostrarles que esa falta de cooperación les costará muy cara", dice Hertog.

Mucho que perder

Los sauditas tienen mucho más para perder que los rusos. Arabia Saudita sigue dependiendo casi exclusivamente del petróleo. Para colmo, hace cuatro años que sus reservas están planchadas en unos 500.000 millones de dólares, mucho menos que el pico de 740.000 millones que tocaron en 2014.

Los analistas dicen que el reino necesita un "precio de equilibrio" de alrededor de 80 dólares el barril para cubrir su presupuesto sin perder reservas ni adoptar medidas de austeridad. Pero el lunes el precio cayó a 35 dólares el barril, menos de la mitad del precio de equilibrio.

El príncipe tenía sus planes para la economía del país, que básicamente consistían en la venta pública de acciones de la petrolera estatal saudita, Aramco, para así financiar inversiones en otros sectores. Pero esos planes fueron postergados en favor de un tipo de cambio interno más laxo, y durante los últimos dos años el precio del crudo ha hecho desmoronarse en un 20% el precio de las acciones de Aramco: hoy la empresa vale US$320.000 millones menos.

"La amenaza contra MBS no viene de sus rivales en la familia, sino del derrumbe de los ingresos por exportación de crudo y de los efectos de ese derrumbe sobre sus ambiciosos planes para la economía saudita", dice Kristin Smith Diwan, académica del Instituto de los Estados del Golfo.

Pero otros analistas, exdiplomáticos y funcionarios, así como fuentes de la corte, señalan que el poder del príncipe está tan consolidado que ya no tiene nada que temer.

Con niveles de brutalidad sin precedente en la historia moderna saudita, MBS ha logrado acaparar más poder que ningún otro monarca en décadas, mayormente mediante la intimidación y el sometimiento a su extensa familia gobernante. Ni siquiera en caso de una recesión profunda sus parientes ahora detenidos habrían tenido esperanza de desafiar su férreo control del poder.

La máxima figura arrestada es el septuagenario príncipe Ahmed, que una vez fue grabado en Londres diferenciándose de las políticas de MBS, pero que desde entonces parecía haberse doblegado. El otro detenido es el príncipe Mohammed ben Nayef, que ya había estado bajo arresto domiciliario desde 2017, cuando fue removido de sus puestos de príncipe heredero y ministro del interior por el heredero actual, MBS.

A los funcionarios de Occidente los preocupa el "riesgo reputacional" que implica asociarse con un líder tan impredecible, dice Emile Hokayem, académico del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos. Pero hasta el momento, MBS sufrió pocas consecuencias adversas.

Andrew Miller, investigador del Proyecto Democracia en Medio Oriente y exfuncionario del Departamento de Estado, dice que los arrestos y la guerra por el precio del petróleo son "típicos de MBS".

"Contrariamente a lo que algunos creyeron, MBS no maduró ni aprendió nada", dice Miller. "Más bien lo opuesto: ahora cree estar por encima de la ley, porque Arabia Saudita es tan imprescindible para sus aliados de Occidente que siempre le darán de nuevo la bienvenida al rebaño".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.