La crisis en Rusia. Moscú, del boom consumista a los shoppings en quiebra