Por un escándalo, Rupert Murdoch cierra el diario británico de mayor tirada

El semanario sensacionalista News of the World saldrá por última vez este domingo; la Justicia investiga la inervención de 4000 líneas telefónicas en 2006
(0)
7 de julio de 2011  • 15:59

LONDRES.- El semanario sensacionalista británico News of the World , que ostenta el récord de tirada en Gran Bretaña, publicará el próximo domingo su última edición tras el escándalo de las escuchas telefónicas ilegales , anunció hoy James Murdoch, presidente de News Internacional, filial británica del conglomerado de su padre, Rupert Murdoch.

El escándalo por las escuchas ilegales, que estalló en 2006, se extendió esta semana hasta afectar, además de conocidas personalidades de la cultura, la política y la realeza, a familiares de personas asesinadas y militares muertos en Afganistán.

"Tras haber consultado con otros directivos, he decidido que debemos tomar medidas contundentes respecto al periódico. Este domingo se publicará la última edición del News Of The World", indicó el presidente de News Internacional.

En un comunicado remitido a su personal, Murdoch señaló que el dominical, con 168 años de historia, se había "mancillado por un comportamiento equivocado" y añadió que "de hecho, si las recientes acusaciones son ciertas, las escuchas han sido algo inhumano y no tienen cabida en nuestra empresa".

El presidente recordó que, en 2006, la policía centró sus investigaciones en dos hombres que fueron encarcelados "pero ha fracasado para llegar al fondo de las repetidas prácticas equivocadas que se han producido sin conciencia o un propósito legítimo".

Escuchas ilegales. Según dijo hoy un agente a cargo de la investigación de este escándalo, más de 4000 personas podrían haber sido víctimas de las escuchas ilegales del tabloide británico "News of the World", que cuenta con una tirada de 2,8 millones de ejemplares, la mayor del Reino Unido.

La policía encontró casi 4000 nombres de potenciales víctimas de pinchazos en los documentos entregados por ese tabloide y otros cientos de individuos se han puesto, por su parte, en contacto con los agentes al sospechar que sus teléfonos podrían haber sido intervenidos.

Este escándalo se desató en 2006 cuando trascendió que algunos periodistas recurrían supuestamente a los pinchazos para interceptar comunicaciones de famosos, en concreto los mensajes dejados en buzones de voz de teléfonos móviles, para conseguir así exclusivas, y desde entonces es investigado por la Policía.

El "News of the World", la versión dominical del tabloide "The Sun", es una publicación del grupo News International, parte del imperio periodístico del magnate australiano Rupert Murdoch.

Al escándalo se sumó hoy lo publicado por "The Daily Telegraph", que indica que los familiares de soldados británicos fallecidos en Irak y Afganistán pueden ser también víctimas del escándalo de las escuchas ilegales al revelarse que sus teléfonos móviles fueron supuestamente intervenidos por el "News of the World".

El informe del Daily Telegraph no cita ninguna evidencia de que los números de los familiares hubiesen sido interceptados ni que hubiese hecho nada ilegal para obtenerlos, pero de todos modos suscitó indignación. "Si se verifican estas acciones, estoy apabullado", comentó el general David Richards, titular de las fuerzas armadas.

El comandante de la policía metropolitana de Londres, en respuesta a la preocupación pública sobre el rigor de su investigación sobre supuestos pagos ilegales del tabloide a sus hombres, anunció que la Comisión Independiente de Quejas Policiales supervisará la pesquisa.

"Personalmente supervisaré esta investigación para garantizar su energía a fin de identificar a cualquier oficial que haya cometido un delito", dijo Deborah Glass, subdirectora de la comisión.

El precio de las acciones de British Sky Broadcasting siguió cayendo en medio de preocupaciones de que News Corp., de Rupert Murdoch, el propietario del tabloide, pudiera ser impedido de hacer una oferta para tomar pleno control de la emisora.

Retiro de anunciantes. Antes de la confirmación del cierre del tabloide, J. Sainsbury, la tercera mayor cadena de supermercados en Gran Bretaña; la empresa de energía Npower; la cadena de farmacias Chain Boots y la empresa de telefonía móvil O2 anunciaron que retiraban sus avisos del tabloide, sumándose a Ford, Vauxhall y otros que habían hecho lo mismo.

La Real Legión Británica, una de las instituciones más reverenciadas de la nación, dijo que eliminaba a News of the World como socio en las campañas de asuntos sobre veteranos y suspendió todo vínculo hasta que se resuelvan las denuncias.

"De ningún modo podemos hacer campaña junto con News of the World en nombre de las familias de las fuerzas armadas mientras se le acusa de aprovecharse de esas mismas familias en lo más profundo de su dolor", dijo la Legión.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?