Dramática situación tras el paso del ciclón Nargis. Myanmar rechaza la presión internacional