Negocian la rendición de Kandahar

El Departamento de Defensa de EE.UU. dijo que los jefes de la Alianza están discutiendo condiciones con los líderes talibanes Rumsfeld aclaró que no habrá amnistía ni salida posible para el mullah Omar, que insitió en su llamado a resistir hasta el final Bajas entre las tropas norteamericanas
(0)
1 de diciembre de 2001  

WASHINGTON.- El Departamento de Defensa de los Estados Unidos anunció que fuerzas de la Alianza del Norte que rodean la ciudad de Kandahar intentaban anoche negociar una rendición de los talibanes en su último bastión, donde funciona su centro político y espiritual.

"Sabemos que se está negociando entre las fuerzas de la oposición y los jefes talibanes una rendición", afirmó ayer el general Pete Pace, jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, aunque otros líderes de la oposición afgana relativizaron esa posibilidad.

Una fuente de la Alianza del Norte aseguró que el líder de los talibanes, el mullah Mohammed Omar, está en Kandahar y "está dispuesto a pelear allí hasta la última gota de su sangre". El propio Omar se habría dirigido a sus combatientes para indicarles que no hay causa para rendirse y tampoco para pensar en negociaciones, según otras fuentes opositoras.

En tal sentido, un vocero del gobierno afgano de Burhanuddin Rabbani consideró ayer que la conquista de Kandahar, defendida por casi 20.000 hombres, tendrá mayores obstáculos que las tomas de Mazar-e-Sharif y de Kunduz.

Mientras las negociaciones no arrojaban resultados visibles, aviones de combate de Estados Unidos lanzaron un bombardeo continuo sobre Kandahar, así como sobre túneles subterráneos cerca de Jalalabad, donde podría estar escondido el líder terrorista Osama ben Laden.

Centenares de marines de Estados Unidos continuaron ayer con los trabajos de instalación de una base en las afueras de la ciudad, mientras las fuerzas antitalibanas esperan también en las márgenes de Kandahar para lanzar un asalto final.

Fuentes de la coalición antiterrorista dijeron que líderes tribales y comandantes de la etnia pashtún advirtieron a la Alianza del Norte que no debe entrar en Kandahar, donde tiene su residencia el líder espiritual y político talibán, el mullah Omar.

Los pashtunes del sur de Afganistán temen que los uzbekos y tadjikos, que tienen una presencia mayoritaria dentro de la Alianza, intenten imponer su dominio en todo el país.

Por otra parte, los combatientes tribales dijeron que capturaron ayer a soldados talibanes cerca del aeropuerto de Kandahar, además de cinco tanques, cuatro camionetas y una pieza de artillería antiaérea.

En tanto, en Washington, el secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, aclaró que no aceptará ninguna solución que permita al mullah Omar disfrutar de una amnistía o retirada de la ciudad. En caso de que alguno de los líderes de la red Al-Qaeda caiga en manos de la oposición, Washington hará todo lo posible para que se lo entreguen, dijo.

Confirman bajas

"Estamos al inicio de la campaña y habrá víctimas", advirtió Rumsfeld, con referencia a los combatientes norteamericanos. Las tropas estadounidenses han sufrido bajas en los combates en Afganistán, según reconoció ayer uno de los voceros de Estados Unidos en Islamabad, Kenton Keith, que dijo que no podía dar un número, y subrayó que "bajas no es sinónimo de muertos".

Asimismo, la Casa Blanca consideró que el despliegue de una fuerza internacional de paz en Afganistán es una decisión "prematura" por las hostilidades que existen en el terreno, según el vocero del gobierno norteamericano, Ari Fleischer.

En el centro del comando para la guerra en Afganistán hay dos listas: una con los nombres de líderes de Al-Qaeda y otra en la que figuran líderes talibanes. Entre los que el Pentágono desearía interrogar están dos ministros talibanes, incluido el jefe de inteligencia Qari Ahmadullah.

Un funcionario estadounidense que habló con la condición de permanecer en el anonimato, dijo que había informes confiables de que Ahmadullah se había pasado al bando de la Alianza del Norte. Sin embargo, fuentes militares norteamericanas dijeron ayer que Ahmadullah negociaba aún su rendición en Kandahar.

Día 55 / Parte de guerra

  • Negocian la rendición

    El Departamento de Defensa norteamericano anunció que comandantes de la Alianza del Norte negocian con líderes talibanes la rendición de Kandahar.
  • Bajas norteamericanas

    El gobierno estadounidense admitió que se han producido bajas en sus filas, aunque dijeron que éstas no significan muertes.
  • "Compra" de talibanes

  • NUEVA YORK (ANSA).- Todo en nombre de Dios y siempre con el "anzuelo" del efectivo: ésta era la fórmula de la amistad entre los talibanes y Osama ben Laden, según afirmó un "arrepentido". Ben Laden "siempre tenía dinero en sus bolsillos y lo distribuía a manos llenas", reveló el ex viceministro del Interior y jefe de los servicios de inteligencia talibanes, Mohammed Khasksar. En una entrevista con The Washington Post, Khasksar afirmó que de esta manera el terrorista compró la protección de los talibanes en Afganistán.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.