Netanyahu, el "mago" de la política que confía seguir en el poder

(0)
18 de septiembre de 2019  

TEL AVIV (AFP).- Benjamín Netanyahu , el más longevo de los primeros ministros de la historia de Israel , confía en permanecer en el poder tras las legislativas de este martes.

Netanyahu , de 69 años -13 de ellos al frente del gobierno-, es de todos los primeros ministros de Israel el único nacido en ese territorio tras la creación en mayo de 1948 del Estado. Sus éxitos diplomáticos, su imagen de mejor garante de la seguridad de un país enfrentado a múltiples amenazas y el crecimiento económico dejaron durante muchos años poco espacio a sus rivales.

Adorado u odiado, Bibi, como lo llaman todos los israelíes, ha demostrado a lo largo de su carrera política su formidable capacidad para enfrentar las situaciones adversas. Netanyahu fue el primer ministro más joven de la historia de Israel, cuando dirigió el gobierno por primera vez entre 1996 y 1999.

En 2009 volvió al cargo de primer ministro, tras haber ocupado varios puestos ministeriales en los gobiernos de Ariel Sharon. Esta permanencia en el poder causa admiración más allá de simpatías o antipatías.

"Cuando pierda Bibi, habrá momentos en que Israel lamentará no tener un líder de estatura internacional, reconocido por todo el mundo, al cual -guste o no guste- todos presten atención cuando toma la palabra", escribió este año el diario Haaretz , que no oculta su hostilidad hacia Netanyahu.

Nieto de rabino, hijo de un historiador ultrasionista, Netanyahu nació el 21 de octubre de 1949 en Tel Aviv. Netanyahu pasó parte de su infancia en Estados Unidos y estudió en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT).

A su regreso a Israel, sirvió cinco años en una unidad de las fuerzas especiales israelíes y resultó herido en 1972. Netanyahu evoca a menudo la muerte de su hermano Yoni en la operación israelí para rescatar rehenes de otro vuelo en el aeropuerto de Entebbe, en Uganda.

A comienzos de los años ochenta comenzó su carrera política bajo el padrinazgo de Moshe Arens, del partido Likud (derecha), que lo nombró en la embajada israelí en Estados Unidos y luego embajador ante la ONU.

En 1988 fue elegido diputado por primera vez y en 1996 llegó al cargo de primer ministro.

En los últimos años, Netanyahu designó a Irán como el nuevo Amalek , el enemigo mortal, de Israel, lo que le permitió desarrollar nuevas relaciones con los países árabes, en particular Arabia Saudita.

Se atribuye además el acceso de Israel al estatuto de potencia tecnológica mundial que sirve de "modelo para el resto del mundo".

La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos dio un nuevo impulso a las ambiciones de Netanyahu, que en la campaña exhibió como trofeos personales el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén y el reconocimiento de la anexión del Golán por parte de Washington.

Sus adversarios lo acusan de ser un autócrata, ávido de poder, amigo de la mentira, que nunca quiso la paz con los palestinos y cuyo discurso antiárabe socava los fundamentos de la democracia israelí.

Casado y con tres hijos, Netanyahu está implicado en presuntos casos de corrupción, fraude y abuso de confianza por donaciones de parte de empresarios millonarios.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.