Ni el Nobel de la Paz se salva de la ola de furia global: 27 muertos en Etiopía

Jóvenes oromo protestan frente a la casa de Jawar Mohammed, líder de la protesta oromo en Addis Abeba, Etiopía, 24 de octubre de 2019
Jóvenes oromo protestan frente a la casa de Jawar Mohammed, líder de la protesta oromo en Addis Abeba, Etiopía, 24 de octubre de 2019 Fuente: Reuters
(0)
25 de octubre de 2019  • 12:20

ADDIS ABEBA, Etiopía.- La imagen del primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, parecía intachable. En tan solo un año y medio de gestión desempeñó un importante papel de mediador en la crisis política sudanesa, liberó a miles de disidentes, pidió perdón por la brutalidad estatal, recibió con los brazos abiertos a miembros de grupos exiliados que sus antecesores habían calificado de "terroristas", y logró un acuerdo de paz que puso fin a la histórica disputa fronteriza con la vecina Eritrea, lo que le concedió el prestigioso premio Nobel de la Paz 2019 este mes.

Todo parecía indicar que este sería un excelente año para Abiy Ahmed. Sin embargo, el mandatario etíope tampoco se pudo salvar de la ola global de protestas, que se avecinaron a su país esta semana.

Por lo menos 27 personas murieron en manifestaciones que estallaron en la capital y en otras áreas de Etiopía, en particular en la región de Oromia, afirmaron las autoridades nacionales, citadas por BBC News Africa.

"Algunos murieron a machetazos, otros golpeados, hubo casas incendiadas. Hubo personas que mataron a otras a balazos", dijo el investigador Fisseha Tekle sobre los enfrentamientos de carácter étnico y religioso.

Jawar Mohammed, miembro del grupo étnico oromo que ha criticado públicamente al primer ministro, se dirige a los partidarios que se habían reunido fuera de su casa en la capital etíope
Jawar Mohammed, miembro del grupo étnico oromo que ha criticado públicamente al primer ministro, se dirige a los partidarios que se habían reunido fuera de su casa en la capital etíope Fuente: AFP

Los desórdenes comenzaron el miércoles, y están liderados por Jawar Mohammed, un empresario de medios y antiguo aliado del primer ministro, que ya tuvo un papel fundamental en el fin del gobierno anterior. Las manifestaciones desembocaron también en el incendio de ejemplares del libro recientemente publicado por Ahmed, "Medemer".

Los enfrentamientos se produjeron entre la policía y los partidarios de Mohammed, que había denunciado los intentos del gobierno de quitarle los guardaespaldas.

Conflictos étnicos

El día anterior, Ahmed había hecho alusiones sobre incitaciones a la violencia étnica de parte de los medios de Mohammed.

Sus detractores acusan a Jawar Mohammed de avivar el odio étnico y de querer desestabilizar el segundo país mas poblado de África, con 110 millones de habitantes.

Por su parte, el empresario etíope lanzó ayer un llamado a la calma.

Las mayores libertades concedidas por el primer ministro, quien pertenece a la etnia oromo al igual que Mohammed, llevaron a un recrudecimiento de las tensiones que contraponen a los diversos grupos étnicos de Etiopía.

Las divisiones dentro de los oromo podrían debilitar a Ahmed de cara a las elecciones previstas el próximo mayo.

Agencias AFP y ANSA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.