Nigeria: presuntos islamistas quemaron iglesias y dejaron “decenas de muertos”

Autoridades atribuyen el ataque al grupo extremista Boko Haram, aunque ellos no reivindicaron el atentado; lanzaron bombas en los centros religiosos en Borno, la provincia donde fueron secuestradas las 200 estudiantes
(0)
29 de junio de 2014  • 15:03

MAIDUGURI.- Presuntos islamistas atacaron hoy con explosivos varias iglesias cerca de la localidad nigeriana de Chibok, una zona al noreste del país que suele ser blanco del grupo extremista Boko Haram donde más de 200 adolescentes fueron secuestradas en abril. El ataque de hoy dejó "decenas de muertos", según testigos.

"Según las informaciones que he recogido, decenas de fieles, hombres, mujeres y niños, han sido asesinados", declaró por teléfono Timothy James, un habitante de Chibok.

Todavía no hubo un balance de víctimas oficial ofrecido por las autoridades de la localidad o el país.

"Los atacantes llegaron a las iglesias con bombas y armas de fuego", dijo por teléfono James, quien explicó que las iglesias atacadas se encuentran a 10 kilómetros a las afueras del centro de la localidad.

Durante el asalto la mayoría de los habitantes de la población huyó buscando refugio en el bosque.

Un responsable de Chibok, Enoch Mark, confirmó esas informaciones y precisó a la AFP que el ataque continuaba.

"En este momento en que le hablo somos atacados", añadió. "No podemos decir cuántos cadáveres hay. Me dijeron que los asaltantes quemaron al menos tres iglesias", dijo Mark.

Los atacantes, que circulan en moto, lanzaron bombas durante el acto religioso dominical en las iglesias de Kwada, Ngurojina, Karagau et Kautikari, pueblos situados en el este de la provincia de Borno, cuna de la insurrección que ha causado miles de muertos desde hace cinco y que aumenta en intensidad.

Con este nuevo ataque, Boko Haram intensifica una espiral de violencia por la que han fallecido más de 3000 personas en lo que llevamos de año.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

El grupo terrorista ha asesinado a 12.000 personas y ha herido a otras 8000 en los últimos cinco años, según las autoridades nigerianas.

Dudas sobre el Ejército

Según Mark, los militares nigerianos no respondieron a los pedidos de ayuda cuando las matanzas se iniciaron. "Simplemente se fueron y se escondieron en la montaña", afirmó.

En el marco de una operación militar de amplio aliento contra los islamistas, el estado de urgencia fue declarado en mayo de 2013 en tres estados del norte, entre Borno.

Pero los ataques no han cesado desde entonces de intensificarse geográficamente, afectando con frecuencia a la capital Abuja así como Lagos, la capital económica, lo que hace dudar de la capacidad del ejército y del poder político de lograr vencer la insurrección.

Luego del secuestro por Boko Haram de 276 estudiantes de secundaria, el 14 de abril en Chibok, familiares y funcionarios locales ya habían acusado al ejército de no hacer nada para liberar a las secuestradas.

Nigeria aceptó la ayuda de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña e Israel para tratar de encontrar a las cautivas y mejorar sus tácticas contra la insurrección, pero sin resultado concreto por ahora.

Agencias AFP, AP y EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.