No cede la tensión por la polémica reelección de Ahmadinejad en Irán

Los sectores de la oposición y grupos estudiantiles convocaron a nuevas protestas; censuras a la prensa
(0)
7 de diciembre de 2009  • 06:25

TEHERAN.- A casi medio año de las polémicas elecciones que le otorgaron la reelección al presidente Mahmoud Ahmadinejad, diversas organizaciones estudiantiles y grupos de la oposición convocaron a nuevas marchas y protestas para repudiar los comicios.

A raíz de ello, la Policía advirtió que las manifestaciones que no cuenten con autorización serán reprimidas con dureza, mientras que las autoridades prohibieron a la prensa internacional salir a las calles para cubrir estos acontecimientos.

Los estudiantes planean movilizarse en el interior de los campus universitarios, donde en principio no pueden entrar las fuerzas de seguridad pero si las milicias de voluntarios islámicos, claves en la represión post electoral.

En un comunicado difundido anoche a través de su página web, el principal candidato derrotado y líder opositor, Mir Husein Musaví, recalcó que el movimiento de oposición reformista "sigue vivo a pesar de la represión". El ex primer ministro pidió a las autoridades que no detengan a los estudiantes y los dejen manifestarse de forma libre.

Musaví advirtió, asimismo, de que la protesta va más allá de los meros resultados electorales, que la oposición considera fraudulentos, y se preguntó por el futuro del país.

Irán vive la peor crisis política desde que hace 30 años se fundara la República Islámica, fruto de la polémica desatada tras la controvertida reelección de Ahmadinejad. Nada más conocerse el resultado, cientos de miles de personas salieron a las calles para protestar.

En la cruenta represión de las manifestaciones perdieron la vida decenas de personas, según cifras oficiales. Además, alrededor de 4000 fueron detenidas, de las que más de un centenar hacen frente a una serie de juicios por conspiración.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.