"No creo recordar una nevada tan copiosa"

(0)
22 de diciembre de 2009  

MADRID.- "En mis 42 años de vida, no creo recordar una nevada tan copiosa como ésta tan cerca de las Fiestas, más allá de que, como buenos habitantes de la ciudad, muchas veces nos íbamos a buscar la nieve en Navacerrada, en las afueras de la ciudad. Pero lo que ha sucedido en los últimos días es lo más parecido a la ficción de Hollywood, porque nos hace soñar con una Navidad blanca", dice David Helguera, un ingeniero industrial de 42 años que es directivo de una empresa internacional de logística.

Pero, más allá de esta curiosidad que le permitió disfrutar junto con sus hijos, para este profesional madrileño no todas fueron fotos de guerras de copos. "La nieve produjo demoras en las rutas que conducen al lugar donde yo trabajo, en el noreste de la capital. Intenté salir a las 7, como todos los días, pero llegué finalmente sobre las 11. Según me comentaron más tarde, los retrasos se produjeron porque los operarios de la municipalidad tardaron más de lo previsto en poner en acción las camionetas quitanieves", dice a LA NACION.

Esta situación afectó, una vez más, la alicaída imagen de las autoridades municipales y nacionales. Como parte de este coro indignado, Helguera no escatimó críticas.

"Se podrían haber prevenido algunos accidentes, como los vuelcos de vehículos que sucedieron en las rutas esta mañana o los no menos peligrosos resbalones que mucha gente sufrió a lo largo del día. Muchos de estos accidentes no habrían ocurrido si los operarios municipales hubiesen echado sal sobre las aceras y calles. Suena barato y fácil de hacer, pero desde que vivo aquí, hace más de cuatro décadas, siempre llegan después de que nevó", concluye.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.