"No existe ningún riesgo" de sublevación