No hubo acuerdo y se agrava la crisis alemana