Nueva advertencia de EE.UU. por las elecciones en Perú

Señales: la Casa Blanca y el Senado norteamericano alertaron sobre la falta de transparencia que mostrarían los comicios.
Señales: la Casa Blanca y el Senado norteamericano alertaron sobre la falta de transparencia que mostrarían los comicios.
(0)
30 de marzo de 2000  

LIMA.- Dos advertencias de los Estados Unidos sobre la falta de garantías democráticas para las elecciones presidenciales peruanas alimentaron ayer las denuncias de la oposición contra la candidatura del actual mandatario, Alberto Fujimori.

La Casa Blanca consignó anteayer en un comunicado que el gobierno de Perú no ha conseguido garantizar la transparencia y la legitimidad de los resultados de las próximos comicios legislativos y presidenciales.

Al mismo tiempo, un grupo de legisladores norteamericanos, encabezado por el senador republicano Paul Coverdell, presentó ayer una resolución en el Senado para exigir elecciones libres.

Coverdell denunció "el control por el gobierno peruano de los organismos electorales, restricciones sistemáticas a la libertad de prensa, manipulación del proceso judicial para silenciar medios independientes y hostigamiento o intimidación de opositores políticos".

Observadores internacionales de la Organización de Estados Americanos (OEA) se habían expresado previamente en el mismo sentido.

La oposición peruana consideró un "mensaje claro y contundente" el pronunciamiento de la Casa Blanca y del Congreso norteamericano.

El candidato a la presidencia por el partido Perú Posible, Alejandro Toledo, que viene subiendo en las encuestas y está hoy a siete puntos del mandatario, pidió al gobierno de Fujimori y a las autoridades electorales "no jugar con fuego", tras conocer el comunicado de los Estados Unidos.

Toledo se dirigió en sus declaraciones al gobierno de Fujimori y a las autoridades electorales para decirles: "Señores, no jueguen con fuego... estamos en el filo de la navaja".

Al ballottage

Las últimas encuestas revelan que Fujimori sigue siendo el favorito, aunque el reciente avance de Toledo le impediría consagrarse en la primera vuelta el próximo 9 de abril.

En tanto, cuatro candidatos presidenciales no oficialistas se reunieron anteanoche para expresar su solidaridad pública con Toledo, por la campaña de "desprestigio" a la que lo somete el gobierno.

Además, el partido opositor Acción Popular denunció ayer que expertos en informática detectaron la vulnerabilidad de los sistemas computarizados que serán utilizados para el conteo de votos, lo que puede permitir un "fraude electrónico" el día de los comicios.

El gobierno de Fujimori no emitió hasta el momento una respuesta oficial al comunicado de la Casa Blanca, y tampoco respondió a otras denuncias, aunque algunos de sus dirigentes pidieron al gobierno norteamericano que "no mire la paja en el ojo ajeno".

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.