Nuevo gesto del Papa: bautizó al hijo de su amigo cartonero