Obama advierte que la intervención militar en Irak será "a largo plazo"

En un discurso en la Casa Blanca anticipó que la lucha contra los islamistas del EI no es un problema que se vaya a solucionar "en unas semanas"; llamó al país árabe a hacer cambios políticos
(0)
10 de agosto de 2014  

WASHINGTON.- Fue una intervención casi sorpresiva, pero no será corta, a pesar de los malos recuerdos que la larga invasión de Irak trae a los norteamericanos.

Estados Unidos seguirá presente en ese país árabe con su ofensiva aérea por "algún tiempo", anunció ayer Barack Obama. El presidente dio el jueves luz verde a los bombardeos para detener el súbito avance de extremistas sunnitas del grupo Estado Islámico (EI), así como al envío simultáneo de ayuda humanitaria a los miles de refugiados que huyen de ellos, en el norte del país.

En una declaración sobre la crisis de Irak desde los jardines de la Casa Blanca, Obama señaló que no hay un calendario previsto sobre la duración de los ataques aéreos contra los extremistas. Advirtió al país que la nueva campaña para brindar seguridad en Irak "será un proyecto a largo plazo", sin indicar cuánto durará este regreso de las fuerzas armadas de Estados Unidos a una tierra que lo tuvo como ocupante durante más de ocho años, de 2003 a 2011, cuando se embarcaron los últimos soldados y pertrechos militares de vuelta a sus hogares y cuarteles.

"No creo que vayamos a solucionar este problema en semanas. [...]Creo que va a tomar algún tiempo", dijo Obama antes de señalar que la solución sólo podrá concretarse si las fuerzas armadas iraquíes se reestructuran y, sobre todo, si la ofensiva se acompaña de un cambio en la estructura de poder iraquí, es decir, de la formación de un gobierno de unidad que no discrimine a las minorías étnicas.

El primer ministro Nouri al-Maliki es blanco de fuertes críticas por favorecer abiertamente a los miembros de su comunidad, los chiitas, en detrimento de los intereses y las necesidades de las demás etnias de un país dividido en credos y regiones que conviven de mala gana y arrastran diversos grados de conflicto.

El sector más caliente del mapa iraquí se encuentra en el norte del país, sobre la región autónoma del Kurdistán, cuyas tropas tienen grandes dificultades para resistir las embestidas de los milicianos del EI, conocidos por su implacable brutalidad y su determinación de instalar un califato islámico en Irak y Siria.

"Las fuerzas estadounidenses han llevado a cabo ataques aéreos dirigidos contra las fuerzas terroristas en las afueras de la ciudad de Erbil, para evitar que se avance sobre la ciudad y para proteger a nuestros diplomáticos estadounidenses y el personal militar", sostuvo Obama.

Esos ataques "destruyeron con éxito armas y equipos que los terroristas del EI podrían haber utilizado contra Erbil", mientras que las fuerzas kurdas sobre el terreno continúan defendiendo la ciudad, a la vez que el gobierno iraquí y Estados Unidos aumentaron su asistencia a esas tropas. "Continuaremos nuestra estrategia en Irak, protegeremos a nuestros ciudadanos, trabajaremos con la comunidad internacional para enfrentar esta crisis humanitaria", dijo Obama.

Luego del parte militar, señaló que "en última instancia, no va a haber una solución militar estadounidense a este problema; tendrá que ser una solución iraquí", al alentar un gobierno inclusivo que dé espacio a sunnitas y chiitas. "Así como nos centramos en la situación del Norte, que afecta a kurdos y minorías iraquíes, sunnitas y chiitas en diferentes partes de Irak sufrieron enormemente a manos del EI. Una vez que un gobierno inclusivo esté en su lugar, estoy seguro de que será más fácil movilizar a todos los iraquíes en contra del EI y movilizar un mayor apoyo de nuestros amigos y aliados", afirmó.

Mientras tanto, después de retirarse de varias ciudades hace tres días y de dejar a las milicias integristas tomar el control y expulsar a los residentes, las tropas kurdas iniciaron ayer una ofensiva para recuperar los territorios cercanos a la ciudad de Mosul, aprovechando la presencia de la aviación norteamericana.

Las fuerzas del El se hicieron con el control de Mosul, la segunda ciudad iraquí, el 10 de junio pasado y desde entonces luchan para ampliar su declarado califato. Obama admitió ayer, al justificar la presencia norteamericana por tiempo indeterminado, que el grupo terrorista "es más rápido de lo que los servicios de inteligencia calculaban". La última víctima en su rosario de conquistas fue la ciudad de Sinjar, donde se desencadenó una crisis humanitaria con más de 120.000 desplazados.

Según el Departamento de Estado, hasta ayer los aviones de la fuerza aérea habían lanzado más de 36.000 paquetes de comida preparada y bidones con más de 31.000 litros de agua para los refugiados en las montañas de Sinjar. "Estados Unidos debería atacar Sinjar, aunque haya víctimas civiles. Es mejor eso que dejar morir a todo el mundo", clamó con desesperación una legisladora yazidi, la etnia mayoritaria de la ciudad, Vian Kakhil. Otro activista yazidi, Ali Sanjari, dijo que los milicianos amenazan con ejecutar a 4000 miembros de ese credo que residen en dos pueblos cercanos a Sinjar. Hay ejemplos: una mujer fue asesinada ayer en la ciudad de Kirkuk por criticar al EI.

Un huracán llamado EI

En sólo dos meses completó un avance arrollador

9 de junio

Bautismo de fuego

Después de hacerse fuertes en Siria, los rebeldes se adueñan de Mosul, la segunda ciudad iraquí

11 de junio

Tierra de Saddam

Cae la ciudad de Tikrit, ex bastión de Saddam Hussein y principal ciudad de la provincia de Salaheddin

12 de junio

Defensa

Las fuerzas kurdas toman el control de la ciudad petrolera de Kirkuk para protegerla de los islamistas

20 de junio

Guerra Santa

El ayatollah Ali Sistani, principal autoridad chiita, lanza un llamado para expulsar a los rebeldes

29 de junio

El califato

El Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) cambia de nombre por Estado Islámico (EI) y proclama la creación de un califato

5 de julio

Llamado a las armas

Abu Bakr al-Baghdadi, líder o "califa" del EI, difunde un video donde llama a todos los musulmanes del mundo a obedecerle

2-3 de agosto

Retroceso kurdo

Los rebeldes se apoderan de varias ciudades en manos de los kurdos, entre ellas, Sinjar y Zumar, cerca de la frontera siria

7 de agosto

Éxodo cristiano

Qaraqosh, la mayor ciudad cristiana de Irak, cae ante el azote islamista, lo que fuerza la huida de decenas de miles de personas

8 de agosto

Vuelve EE.UU.

Estados Unidos se involucra directamente en Irak, por primera vez desde su retirada en 2011, con ataques aéreos y ayuda humanitaria a los desplazados

9 de agosto

Final abierto

Obama advierte que los operativos se extenderán por tiempo indeterminado y clama por un gobierno de unidad en Irak

Agencias EFE, ANSA, AFP Y AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.